Si estás pensando en colocar un toldo en tu jardín, terraza o local comercial, la solución tiene un nombre propio; nuestro modelo cofre L500. ¿Te preguntas por qué se denomina cofre? El motivo es que cuenta con un sistema que protege la lona y los brazos mecánicos del toldo. Estos quedan ocultos en un cajetín metálico cuando está recogido.

El sistema de los toldos cofre permite que la instalación dure más en el tiempo, que quede protegido de agentes climatológicos adversos y que puedas disfrutar de tu toldo sin limitaciones.

La lona del toldo cofre Tgmbox L500 que se guarda en el cajetín se conserva sin arrugas ni dobleces, perfectamente tensada por lo que una vez abierto de nuevo, el toldo cofre protegerá de forma efectiva contra la lluvia y el viento. Además, es una gran solución estética porque una vez recogido el toldo, tanto la tela como los mecanismos de sujeción se hacen invisibles y quedan ocultos en el cajetín.

Este cajetín se puede integrar estéticamente con la fachada y el entorno, mimetizándose en el mismo color que esa fachada y resultando así, casi imperceptible. Aloja los brazos del toldo para que encaje perfectamente en su interior y el cierre sea perfecto. El cajetín puede colocarse de forma frontal en paredes pero también en el techo. La inclinación del toldo puede variar en función de las necesidades que tengas para tu casa o para tu local.

La regulación de la inclinación de los brazos puede realizarse dentro de un rango que va desde 6º a 90º. Además, el Tgmbox L500 cuenta con los brazos invisibles. Unos brazos más fuertes y resistentes que llevan integrado el sistema de tensión interna Art System, que mejora la transmisión y que consigue superar los 60.000 ciclos frente a los 3.000 exigidos por la actual reglamentación.

Algunas ventajas del toldo cofre L500

Si buscas un toldo con mínimo impacto estético para tu casa o tu local comercial, el L500 es tu toldo ideal. Es elegante, efectivo y discreto y en caso de tiendas o comercios, este tipo de toldos permiten observar los escaparates con comodidad y no restan visibilidad alguna. Puede llevar un faldón lateral en función de las necesidades.

El Tgmbox L500 tiene además una ventaja añadida. Al quedar recogido en una estructura compacta, el toldo está a salvo y permite que te ahorres las operaciones de mantenimiento de los toldos convencionales como la limpieza cada vez que se vuelve a desplegar tras tiempo sin uso.

La tela de tu toldo puede ser muy variada en cuanto a material y diseño, desde lisos y listados en acrílico tintado masa, lona microperforada o tejido plástico (poliéster recubierto de PVC). En nuestro catálogo puedes encontrar una amplia variedad de opciones.

El toldo cofre L500 puede ser manual o, por el contrario, motorizado, o motorizado con mando a distancia o interruptor. En el caso del motorizado,puede ampliar sus prestaciones con sensores para que se recogen y extienden cuando sea necesario, por ejemplo cuando sale el sol se desplegará automáticamente o cuando el viento es fuerte se repliega para protegerse.

Como ves, el Tgmbox L500 es un toldo estético y muy eficaz para el espacio que quieras. Si necesitas más información sobre cómo instalarlo y sobre su precio, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

En el post de hoy, como en casi todos, vamos a intentar hacerte la vida un poquito más cómoda. En esta ocasión,  queremos hablarte de las ventajas de los toldos motorizados, ¡qué no son pocas!

Comodidad, ¡por supuesto!

Es una de las razones de más peso (y más obvias) para decantarse por esta variedad. Si la tecnología puede hacerlo por ti, ¿para qué vas a levantarte del sofá si no es necesario? Llevas años utilizando el mando para abrir el garaje o para cambiar de canal. ¿Por qué? Porque es cómodo. Hazlo también con tu toldo. Relájate, aprieta el botón y sigue disfrutando. Cero esfuerzo.

Más posibilidades, menos preocupaciones

Los avances tecnológicos experimentados en los últimos años nos han traído toldos inteligentes, que saben interpretar las señales derivadas de las condiciones climatológicas. Así, tu toldo sabrá en qué momento recogerse ante las amenazas de la lluvia o el viento, por ejemplo. Ya no tendrás que detectar los peligros, sino que él lo hará por ti y se recogerá automáticamente para no sufrir ningún daño. Mucha gente ya ha dejado atrás el clásico: “¡Tengo que volver a casa que me he dejado el toldo abierto!”

Pocos cuidados

El hecho de que lleven un motor incorporado no significa que necesiten ningún mantenimiento especial, ya que el desgaste es mínimo. Ten en cuenta que solo se utiliza durante unos segundos cuando se despliega o recoge. Además sus cuidados de limpieza o mantenimiento serán los mismos que los de un toldo manual.

Seguridad

Que un toldo sepa cuándo debe recogerse no solo afecta a que sufre menos desgaste, sino que también es más seguro. Todas las instalaciones de TGM-Toldos Gómez son garantía de seguridad, pero ante condiciones extremas un toldo inteligente tiene menos probabilidades de deteriorarse que uno manual, ya que en cuanto reciba las primeras señales se recogerá.

En TGM-Toldos Gómez te ofrecemos la posibilidad de motorizar cualquier tipo de toldo: modelos clásicos, de brazos invisibles, toldos cofre o verticales. Dinos qué necesitas para tu vivienda o terraza y lo tendrás. No dudes en llamarnos al 902 13 22 33 / 981 500 202 o mándanos un e-mail a web@toldosgomez.com. ¡Estaremos encantados de ayudarte a elegir la mejor opción para ti!

 

 

 

 

Ha llegado ese momento en el que te das cuenta de que necesitas un toldo en tu vida. Que si el sol de la terraza, que si el viento, que si la lluvia, que si… Es más sencillo que instales ya lo que necesitas que seguir dándole vueltas. ¿Cómo? Te lo contamos.

¡Contacta con nosotros!

Coge el teléfono y llámanos al 902 13 22 33 o al 981 500 202. Tú nos facilitas las medidas y nuestro equipo de profesionales te ofrece un presupuesto orientativo. Si lo prefieres, puedes hacer este mismo paso a través de nuestra nueva página web.

 

Si quieres, te visitamos.

Danos tus datos, dinos dónde estás y planificaremos una visita al lugar que nos indiques (siempre en Galicia). ¿El día? Te ofreceremos una fecha, si no puedes buscamos otra. Te visitaremos, estudiaremos tu caso y te enviaremos una oferta estando seguros de ofrecerte lo que mejor se adapta a tus necesidades. Todo esto sin coste ni compromiso.

¿Aceptas?

Después de ver la oferta que te hemos planteado seguro que te quedas con Toldos Gómez. Si fuera necesario, nuestro equipo volverá a reunirse contigo para concretar todos los datos acerca de tu toldo y pondremos en marcha el pedido. ¿Qué has decidido declinar la oferta?, ¡no pasa nada!

Instalación.

¡Ya tenemos lo que necesitas! Lo habremos fabricado a medida para ti, y lo habitual es que nuestros instaladores se desplacen a tu domicilio a colocar tu nuevo toldo, si eres un “manitas” y prefieres encargarte tú de la instalación, podemos entregarte el toldo en tu casa o puedes pasar a recogerlo en nuestra central de Arzúa o en las delegaciones de Santiago, Bergondo o Lalín. ¡Estaremos encantados de recibirte!

En nuestro último spot para televisión te resumimos todo este proceso, muy fácil y sencillo.

No le des más vueltas y empieza a disfrutar de tu toldo más pronto que tarde, ¿para qué esperar al verano siguiente si lo puedes tener este? Toldos Gómez, mucho más que toldos.