Clásicos, planos, rectos, capota, cofres, invisibles, verticales… En Toldos Gómez tenemos tantos toldos como espacios te puedas imaginar para estar a la sombra o protegido. En este blog te vamos a explicar para qué espacio debes usar cada toldo y todos los usos que le puedes dar.

  • Toldos clásicos. Son los toldos que usan el sistema tradicional de fijación. Tienen brazos frontales abatibles y tres posibilidades de fijación: frontal, a techo y entre paredes. Este tipo de toldos clásicos suelen emplearse a menudo en locales comerciales de pequeñas dimensiones para dar la bienvenida a los clientes. El toldo clásico en Toldos Gómez puede ser de dos tipos: antica y punto recto.
  • Toldos rectos. El toldo de punto recto, llamado así por su brazo abatible recto, se puede usar para colocar en balcones o terrazas además de para locales comerciales. La estructura del punto recto ofrece una muy buena resistencia al aire, además de permitir graduar en todo momento la entrada de luz en la vivienda o el local.
  • Toldos planos. Es el tipo de toldo perfecto para terrazas, jardines o patios que queramos mantener protegidos. Puede colocarse en forma de glorieta, en módulos para cubrir grandes espacios, combinado con toldos verticales etc. El toldo plano por excelencia de Toldos Gómez es el toldo Umia. El Umia es ideal para este tipo de espacios y las columnas que lo sujetan son estéticas, prácticas, resistentes y le dan una gran estabilidad.
  • Toldos verticales. Este tipo de toldos te ofrecen protección y privacidad a partes iguales. Protegen de corrientes de aire molestas, miradas indiscretas o la entrada de los rayos solares bajos. Es ideal para porches o terrazas o para la entrada de tu hogar. En Toldos Gómez tenemos el modelo Electra que actúa como cortina y es una alternativa ideal si no puedes instalar un toldo de fachada tradicional.
  • Toldos invisibles. Los toldos invisibles son aquellos que permiten cubrir una superficie sin que los brazos queden a la vista. Permiten cubrir grandes dimensiones sin necesidad de columnas o guías. Los toldos invisibles se pueden usar para balcones, patios, terrazas, ventanas, frentes de locales comerciales… En Toldos Gómez tenemos una amplia variedad de toldos de brazo invisible como los modelos Arzúa, Lavacolla o Xacobeo.
  • Toldos cofre. Este tipo de toldos se caracterizan por ofrecer una protección total de la tela y la estructura del toldo en su posición cerrada. La tela y los brazos del toldo quedan perfectamente protegidos de la intemperie, del polvo, de la contaminación, del sol y de la lluvia.
  • Toldos capota. Son un tipo de toldos, con diferentes formas, que sirven para proteger ventanas o puertas o fachadas completas. Su principal característica es que permite individualizar la protección solar. Se les llama así por los carritos de bebés,aunque pueden plegar como estos, normalmente son estructuras fijas. Los toldos capota son ideales para entradas y escaparates de pequeños locales comerciales con aire vintage, o pequeñas tiendas tradicionales o cualquier otro tipo de negocio.
  • Dentro de la modalidad de toldos capota, están las marquesinas que también tenemos en Toldos Gómez fabricadas a medida y con estructura de aluminio. Su aplicación es muy variada, desde cubrir una ventana, hasta realizar un túnel para la entrada de un hotel o restaurante, pasando por una gran capota para la terraza de un bar.

Como ves, existe un toldo diferente y adaptado a cada espacio de tu hogar o de tu local sin importar cómo sea este espacio.  En Toldos Gómez además los diseñamos a medida y los instalamos siempre según tus necesidades.

Si estás pensado en instalar uno esta primavera o verano, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!