Clásicos, planos, rectos, capota, cofres, invisibles, verticales… En Toldos Gómez tenemos tantos toldos como espacios te puedas imaginar para estar a la sombra o protegido. En este blog te vamos a explicar para qué espacio debes usar cada toldo y todos los usos que le puedes dar.

  • Toldos clásicos. Son los toldos que usan el sistema tradicional de fijación. Tienen brazos frontales abatibles y tres posibilidades de fijación: frontal, a techo y entre paredes. Este tipo de toldos clásicos suelen emplearse a menudo en locales comerciales de pequeñas dimensiones para dar la bienvenida a los clientes. El toldo clásico en Toldos Gómez puede ser de dos tipos: antica y punto recto.
  • Toldos rectos. El toldo de punto recto, llamado así por su brazo abatible recto, se puede usar para colocar en balcones o terrazas además de para locales comerciales. La estructura del punto recto ofrece una muy buena resistencia al aire, además de permitir graduar en todo momento la entrada de luz en la vivienda o el local.
  • Toldos planos. Es el tipo de toldo perfecto para terrazas, jardines o patios que queramos mantener protegidos. Puede colocarse en forma de glorieta, en módulos para cubrir grandes espacios, combinado con toldos verticales etc. El toldo plano por excelencia de Toldos Gómez es el toldo Umia. El Umia es ideal para este tipo de espacios y las columnas que lo sujetan son estéticas, prácticas, resistentes y le dan una gran estabilidad.
  • Toldos verticales. Este tipo de toldos te ofrecen protección y privacidad a partes iguales. Protegen de corrientes de aire molestas, miradas indiscretas o la entrada de los rayos solares bajos. Es ideal para porches o terrazas o para la entrada de tu hogar. En Toldos Gómez tenemos el modelo Electra que actúa como cortina y es una alternativa ideal si no puedes instalar un toldo de fachada tradicional.
  • Toldos invisibles. Los toldos invisibles son aquellos que permiten cubrir una superficie sin que los brazos queden a la vista. Permiten cubrir grandes dimensiones sin necesidad de columnas o guías. Los toldos invisibles se pueden usar para balcones, patios, terrazas, ventanas, frentes de locales comerciales… En Toldos Gómez tenemos una amplia variedad de toldos de brazo invisible como los modelos Arzúa, Lavacolla o Xacobeo.
  • Toldos cofre. Este tipo de toldos se caracterizan por ofrecer una protección total de la tela y la estructura del toldo en su posición cerrada. La tela y los brazos del toldo quedan perfectamente protegidos de la intemperie, del polvo, de la contaminación, del sol y de la lluvia.
  • Toldos capota. Son un tipo de toldos, con diferentes formas, que sirven para proteger ventanas o puertas o fachadas completas. Su principal característica es que permite individualizar la protección solar. Se les llama así por los carritos de bebés,aunque pueden plegar como estos, normalmente son estructuras fijas. Los toldos capota son ideales para entradas y escaparates de pequeños locales comerciales con aire vintage, o pequeñas tiendas tradicionales o cualquier otro tipo de negocio.
  • Dentro de la modalidad de toldos capota, están las marquesinas que también tenemos en Toldos Gómez fabricadas a medida y con estructura de aluminio. Su aplicación es muy variada, desde cubrir una ventana, hasta realizar un túnel para la entrada de un hotel o restaurante, pasando por una gran capota para la terraza de un bar.

Como ves, existe un toldo diferente y adaptado a cada espacio de tu hogar o de tu local sin importar cómo sea este espacio.  En Toldos Gómez además los diseñamos a medida y los instalamos siempre según tus necesidades.

Si estás pensado en instalar uno esta primavera o verano, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

Se acaba el invierno y se abren los toldos. Con la primavera a la vuelta de la esquina llega el momento de revisar el estado de tu toldo antes de desplegarlo. En el post de hoy os damos algunas indicaciones básicas para que tu toldo luzca perfecto esta temporada primavera.

Lo primero que debes hacer es revisar minuciosamente el estado de la tela del toldo. Factores climatológicos propios del invierno como la humedad o la lluvia pueden haber deteriorado la lona de tu toldo. Para limpiarla podemos optar por una manguera con agua tibia, sin presión que permitirá eliminar esas manchas superficiales. También puedes ayudarte con jabón neutro y una esponja o cepillo suave para su limpieza.

Ten en cuenta siempre dejar secar el toldo al aire para evitar que se formen humedades. Y no olvides tampoco que la limpieza ha de ser tanto por la cara externa como por la interna. Al finalizar las tareas de limpieza también puedes aplicar una capa de impermeabilización especial para lonas. Si detectas roturas en la tela, lo más aconsejable es que llames a un técnico de Toldos Gómez para valorar el daño, la posible reparación o sustitución por una nueva.

El segundo paso es analizar la estructura. Después de unos meses recogidos es posible que la estructura haya sufrido algún daño. Lo primero que debes hacer es comprobar que se abre sin dificultad y que no tiene daños estructurales u obstáculos que impidan desplegar el toldo. Revisa minuciosamente las piezas de la estructura una a una; brazos, tubos, máquinas. Para limpiar estas piezas lo más aconsejable es usar un producto especialmente diseñado para limpiar este tipo de material y paños suaves que no rayen el metal. Un aspirador puede ser muy útil para los rincones del mecanismo del toldo donde se han podido acumular insectos muertos o polvo.

Por último, no descuides el mantenimiento constante durante la primavera. Revisa antes de recoger el toldo si hay hojas u otros elementos sobre la estructura y retíralos. Si hay previsión de lluvia, no es mala idea recoger tu toldo y sobre todo trata de mantener la lona y la estructura lo más seca posible para evitar la formación de manchas por humedades o de óxido.

Con estos consejos básicos es hora de desplegar tu toldo para recibir la estación primaveral que está a punto de llegar. Si tienes cualquier tipo de duda, recuerda que nuestro equipo de profesionales te asesora sin compromiso. Para ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

El cierre definitivo de la temporada de verano está aquí y con la llegada del otoño tu piscina pide una protección adecuada que la mantenga en perfectas condiciones hasta el verano próximo.

Ya os hemos hablado de los tipos y funcionalidades de las lonas de piscina . Hay que diferenciar entre lonas de invernaje, que se usan para cubrirla durante la época de mal tiempo, y las lonas térmicas para mantener la temperatura del agua durante la temporada de baño. A estas alturas nos interesan más las lonas de invernaje. En este post os queremos contar los pasos necesarios para una correcta instalación de la misma.

Para la lona de invernaje clásica, hecha en poliéster y recubierta de PVC  gran resistencia, lo primero que necesitas son unas cintas  con hebillas mordaza y unos tacos de acero inoxidable.  Las cintas van confeccionadas y cosidas a la propia lona y los tacos estarán anclados al suelo que rodea la piscina.

Una vez desplegada la cubierta, debes enganchar cada una de las cintas a su correspondiente taco. La lona debe quedar tensa pero sin una tensión excesiva. Para evitar la acumulación de agua  a nuestras lonas les confeccionamos un tramo central de rejilla como sistema de evacuación. Para piscinas más grandes reforzamos la lona colocando carracas en puntos estratégicos para facilitar su instalación o incluso con cintas de refuerzo. Es importante tener en cuenta que no se debe pisar la lona ni colocar objetos sobre ella.

En el caso de las cubiertas flotantes de polietileno, este tipo de lonas cuentan con un enrollador especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento.

Un consejos para finalizar:  para cubiertas con  amarres debes tomar las medidas desde la piedra y para piscinas con cubiertas flotantes, desde las paredes internas de la piscina. Y recuerda que una  buena cubierta puede proteger tu piscina de algas, microorganismos, insectos,hojas, vegetación humedades…Además es una solución estética y evita caídas en el vaso durante los meses que la piscina está en desuso.

En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. . También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

 

 

Proporcionar una buena sombra a fachadas verticales e inclinadas; esa es la labor fundamental de los toldos verticales. El toldo vertical sigue sus ángulos y características, está especialmente indicado para cubrir grandes fachadas y es un tipo de toldo con un tejido resistente que protege de la luz, la lluvia y el viento. Su peculiaridad es que se adapta siempre al trazado de la fachada como una unidad única.

Se confeccionan con diferentes materiales como lona acrílica o el poliester recubierto de PVC, que puede ser de distintos gramajes . Se pueden abrir y cerrar de forma manual con manivela o también automáticamente mediante un motor accionado con mando a distancia. Existen modelos que llevan incorporadas  guías a través de las que se desliza el toldo. También es posible encontrarlos con un sistema de cremallera para cerrar la lona.

toldo vertical

Además de opacos, este tipo de toldos pueden llevar una ventana confeccionada de pvc transparente. Es una modalidad que permite entrar la luz y protege especialmente contra el viento o la lluvia de forma casi hermética. Este tipo de toldo con ventana es muy usado en terrazas o pérgolas,  en el sector hostelero y en porches para proteger de la posible lluvia o el incomodo viento, sin renunciar a la luz.  Supone una alternativa más económica al cierre acristalado de estos espacios.

Cualquier lona se puede personalizar  mediante un sistema de impresión digital al igual que los toldos verticales. La impresión es especialmente útil en  los destinados a comercios o negocios de hostelería, ya que son un soporte ideal para destacar y hacer visible el nombre o logo de la empresa.

toldo vertical

Como siempre, desde Toldos Gómez  te ofrecemos las mejores soluciones. Así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un email a web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas contar con el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

TGM-Toldos Gómez, ¡mucho más que toldos!

 

¿Estás buscando un elemento diferenciador para tu negocio y no sabes por dónde empezar? Puede que la solución sea más sencilla de lo que a priori puedas pensar. En Toldos Gómez tenemos una cosa muy clara: lo primero que un cliente potencial ve de tu negocio es la fachada, así que, ¿por qué no empezar a conquistarle por la vista? Instalar un toldo en tu local puede convertirse en tu mejor baza. Y es que no solo ganarás en comodidad, sino que este simple elemento se convertirá en tu mejor campaña de publicidad. El secreto está en la lona, y ahí te van cinco razones que respaldan esta afirmación:

 

  1. Protección 100% garantizada. Además de su función estética, los toldos cumplen otro cometido crucial en tu establecimiento: proteger el mobiliario de la incidencia de los rayos de sol. Por esa razón, montar un toldo ayudará a que tus muebles no sufran los efectos del paso del tiempo y no se desgasten o se decoloren.
  1. Ahorro económico. Lo creas o no, colocar un toldo le dará un descanso a tu bolsillo. Y es que, al limitar la entrada de calor en el recinto, no tendrás por qué utilizar los ventiladores o el aire acondicionado con tanta frecuencia. ¿El resultado? Una sorpresa de lo más agradable en tus facturas.
  1. Una imagen corporativa consolidada. Los toldos son de lo más versátiles. Tanto, que no tendrás por qué romperte la cabeza buscando un diseño que se adapte a la imagen corporativa de tu marca, sino que tú mismo puedes decidir el color, la forma y en general, cualquier otra de sus características. Reafirma tu imagen de marca trasladándola al exterior de tu negocio a través de una lona que la extienda más allá de las paredes de tu taller, tienda u oficina.
  1. El mejor reclamo publicitario. Montar un toldo en tu empresa atraerá, sin lugar a dudas, la atención de tus clientes. De hecho, se convertirá en el reclamo publicitario ideal, y más si utilizas un diseño atractivo y original. Dale un aire refrescante a tu local y, de paso, consigue más visibilidad entre los viandantes. Recuerda que ser atractivo y original no está reñido con ser elegante e incluso sobrio.
  1. Más y mejor visibilidad. El verano está a la vuelta de la esquina, y en esa época del año, con el sol apretando a los paseantes, no hay nada mejor que un poco de sombra, ¿verdad? Si colocas un toldo, los clientes potenciales podrán disfrutar tranquilamente del día mientras que contemplan tu escaparate. Además, este elemento elimina los posibles reflejos en tu escaparate, por lo que tus productos lucirán mejor a través de la cristalera. Mejora, con un toldo, la visibilidad de tus productos. Recuerda: el secreto está en la lona 😉

¿Aún no estás 100% convencido? Llámanos al teléfono 902 13 22 33 o consulta nuestra página web www.toldosgomez.com para ver cómo cambia un local comercial solo con instalar un toldo. En Toldos Gómez estaremos encantados de echarte una mano.

 

Si estás pensando en instalar un toldo en tu edificio deberías tener en cuenta una serie de factores antes de tomar una decisión. Tanto a nivel legal como funcional, hay determinados aspectos que no deberías pasar por alto antes de elegir un modelo u otro. Evidentemente, si escoges a TGM-Toldos Gómez para realizar la instalación te pondremos al tanto de todo para que tu decisión sea siempre la correcta.

1. Lo primero que debes saber es que la instalación de toldos en la fachada de una vivienda está sujeta a la Ley de Propiedad Horizontal.  Esto supone que todos los toldos deben de ser instalados de acuerdo a las características de color, tamaño o anclajes que hayan sido acordados anteriormente por la comunidad de vecinos. O sea, antes de decidir qué toldo instalas debes consultar que se ajusta a las normas comunitarias. El artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal asegura que:

El propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquel cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.

Es lógico que la instalación de toldos esté regulada por unas normas previamente aprobadas por toda la comunidad, la ausencia de reglas al respecto podría provocar un impacto visual desagradable. Imagínate que cada piso ponga un toldo diferente, sin pensar en el entorno en el que está enclavada la vivienda. El resultado podría ser desastroso.

2. Como expertos, un consejo que damos es que se tenga muy en cuenta la luminosidad de un toldo, que además de que viene dada por el tejido de la lona, también tiene especial influencia la elección del color. Como en todo en general, las tonalidades oscuras ofrecen menos luz. Por lo tanto, si lo que se busca es claridad, lo mejor es instalar toldos con lonas en tonos claros.

3. Otro factor muy importante es la influencia que provocan los colores en nuestro bienestar. Los colores cálidos, como el rojo o el amarillo, dan una sensación de calor. Sin embargo, los azules o verdes producen sensación de frescor, algo que en verano seguro que agradeces mucho.

En definitiva, la elección de toldo queda en las manos y en el acuerdo de todos los vecinos. Pero, si necesitas información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902 13 22 33 o enviarnos un mail web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para la instalación del producto que mejor se adapte a tus necesidades.

TGM-Toldos Gómez, mucho más que toldos.