Si estás buscando un toldo perfectamente adaptable a tu espacio, que esté protegido de las condiciones climatológicas y que lo puedas usar durante todo el año, entonces tu búsqueda lleva nombre de río. ¡Mandeo es tu toldo perfecto! En Toldos Gómez te contamos porque debes conocerlo e instalarlo.

El Mandeo se incluye dentro de la categoría de toldos planos. La particularidad de este toldo es que se puede instalar bajo una caja o estructura apoyado o colgado con soportes específicos. Al tener la posibilidad de estar bajo esta estructura se logra que el tejido de la lona del toldo esté siempre protegido. Es decir, podrás tenerlo todo el año extendido y no se verá afectado por condiciones climatológicas adversas como la lluvia, el viento, la humedad u otras que puedan deteriorar o desgastar el tejido.

Esta estructura se puede colocar en la fachada de una vivienda o de un local comercial. Suele estar construida en aluminio que puede ser barnizado con polvo y la tornillería suele ser de acero inoxidable. El color de la tela del toldo Mandeo puede contrastar siempre con el color de la estructura para que destaque en el conjunto.

El modelo Mandeo está pensado y diseñado para cubrir instalaciones con salidas máximas de 550 cm y frentes máximos de 550 cm. La lona del toldo está unida lateralmente a las guías mediante un sistema de cremallera que se desliza por un perfil de PVC. Este toldo permite además ser accionado con un motor y manejado con mando a distancia de forma muy cómoda. Podrás subirlo y bajarlo siempre que lo necesites solo con un clic.

Además, el Mandeo aporta una dosis extra de elegancia en el entorno donde se ubique. La estructura sobre la que se coloca puede ser abierta pero también acristalada, lo que creará un espacio ideal para reuniones, comidas o cenas protegidas pero con buenas vistas. Si el Mandeo se usa con estructura acristalada también es perfecto para utilizar plantas decorativas en el interior y decorarlo a modo invernadero.

Porches, terrazas, espacios abiertos frente a una construcción, patios o lucenarios son lugares ideales para la instalación de este toldo plano. El Mandeo va a ofrecerte siempre una solución estética y práctica para estos lugares al tiempo que no tendrás que preocuparte de su conservación y mantenimiento al estar siempre protegido bajo la estructura.

Si te planteas colocar un tolodo Mandeo o cualquier otro modelo de toldo puedes llamarnos al 902 132 233 o enviarnos un e-mail a

web@toldosgomez.com.  En TGM-Toldos Gómez te asesoraremos de forma personalizada para que elijas el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

 

 

 

Se trata de algo más que de un elemento de protección solar. El toldo es el amigo ideal que tu negocio necesita. Atrae visitas, es un buen soporte publicitario, protege la entrada de tu local, es decorativo. En Toldos Gómez te damos las cinco claves para que la elección de tu toldo comercial sea un éxito. ¡Toma nota!

  1. Escoge un material resistente. El toldo de tu negocio va a estar expuesto a diferentes condiciones atmosféricas y puede deteriorarse si está en exterior. Utiliza unos de los tejidos que Toldos Gomez te ofrecemos. Son textiles especiales para la confeccion de toldos, cada uno con sus características particulares, bien acrilico con tratamientos o pvc con un determinado gramaje y con resistencia suficiente.
  2. Elige un tono y un estilo acorde a tu local. El toldo que uses como soporte publicitario define tu marca profesional, va a ser una oportunidad para que todo el mundo vea desde lejos tu local, lo elijan y repitan. El toldo es un elemento clave de la identidad visual de tu comercio.
  3. No te olvides de una limpieza adecuada. El toldo en un espacio exterior como la entrada de tu local comercial acabará ensuciándose. Para evitar mal aspecto puedes usar agua y un paño, sin productos abrasivos, pero si es importante de vez en cuando desmontar la tela y limpiarla.
  4. Usa el modelo que más vaya con tu tipo de local. Desde toldos que van sujetos a la pared y se recogen sin apenas notarse su presencia a otros con cerraje lateral para evitar el viento y la lluvia. Modelos como el Umia está especialmente indicado para espacios comerciales o de hostelería. En terrazas puedes optar por el modelo lavacolla o incluso por sombrillas.
  5. Escoge un buen modelo de protección solar. Si tu local, bar o cafetería está en un lugar especialmente soleado con rayos directos, deberás optar por un modelo que aporte frescor, los toldos oscuros dejan pasar menos los rayos UV que los claros.

Con estos cinco consejos básicos ya tienes la información necesaria para colocar un toldo perfecto que case con tu espacio comercial sea del sector que sea. Si todavía tienes dudas, en TGM Toldos Gómez, te las resolvemos. Llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Tendrás el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir el toldo que necesitas para tu local. ¡Te atenderemos encantad@s!

 

La elección del color de tu toldo es casi una decisión tan importante como la elección del propio toldo. Al escoger un determinado color debes tener en cuenta cuestiones estéticas pero también prácticas para que el toldo cumpla su función principal que es la de ofrecer una adecuada protección solar.

Los tonos fríos como el azul filtran la luz acentuando la sensación de frescor, mientras que los colores calientes como el naranja o el rojo, elevan la sensación de calor.

Los colores claros para tu toldo como blancos, crema, amarillos, son recomendables en lugares sombríos donde no necesites especial protección contra la luz visible o la luminosidad. Los toldos de estos tonos tienen un índice de protección menor contra los rayos ultravioletas que los toldos de colores más oscuros.

Dependiendo de su color, la protección contras esos rayos UV varía y puede ser menor o mayor. Colores de la lona más claros como blanco, crema, avena, marfil, perla, salmón o vainilla presentan un índice de resistencia menor. En concreto, de un 40 frente a un 60 u 80 que tienen la mayoría del resto de tonalidades.

 Los tejidos de toldos en colores oscuros, densos y de buena calidad pueden servir de barrera para entre el 90% y el 99% de los rayos UV. Si tu terraza es muy soleada, un buen color para el toldo es el verde, ya que bloquea la excesiva luminosidad sin oscurecer el espacio.

En la elección del color del toldo también tiene mucho que ver la estética y la decoración del espacio. Los colores fríos acentúan la sensación de frescor y los cálidos contribuyen a aumentar la sensación de calidez. Dependiendo de la atmósfera que desees crear y de las sensaciones que quieras transmitir a tus clientes, escogerás uno u otro. Por ejemplo, si deseas crear un ambiente más elegante, sobrio o distinguido optarás por toldos en tonos oscuros que aportan elegancia a tu local. Si por el contrario, deseas transmitir frescor puedes elegir colores calientes o incluso toldos de rayas o motivos geométricos.

Toldo Antica

 

Otro factor a tener en cuenta es la combinación del toldo con el color de la fachada. Si tu fachada es de tonos claros como blanco puedes crear un efecto contraste con un toldo rojo o amarillo fuerte que destacará sobre el resto de elementos de la misma. En este caso un toldo con estampados o rayas también puede ser una opción rupturista y fresca para tu fachada. El estampado puede ir en el lado interior del toldo mientras que el exterior puede ser de color liso.

A la hora de elegir el color de tu toldo también has de tener en cuenta, en caso de locales comerciales, el logo o marca que puede ir rotulado en él. Trata siempre de combinar bien los colores para que ese logo destaque y sea legible sobre el color de fondo del toldo.

Como ves, elegir el color de tu toldo es una tarea que requiere cierta planificación en función del espacio y las necesidades. Si necesitas asesoramiento personalizado, llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com.  Nuestros profesionales te informarán sobre el color ideal que tu toldo necesita.

 

 

 

 

 

 

¿Tienes un bar, restaurante, cafetería, hotel y quieres darle un toque diferente y útil? Elegir un buen toldo para este espacio es una solución efectiva que puede transformar por completo tu negocio de hostelería. Para acertar en la elección, en TGM-Toldos Gómez te vamos a dar algunas pautas y consejos que has de seguir.

Ampliar tu bar o restaurante es tan fácil como instalar una terraza en el exterior. Es una forma de ganar espacio, visibilidad, clientes y por tanto de generar más ingresos. Lo primero que tienes que valorar a la hora de instalar un toldo es el tamaño del que dispones.Nunca sera un problema,ya que somos fabricantes y lo haremos a medida para ti . Lo podrás desplegar y te ofrecerá zona de sombra en la entrada de tu local para colocar unas cuantas mesas y sillas. Podrás elegir entre una gran variedad de modelos entre ellos el toldo cofre que quedará totalmente cerrado y protegido adherido a la fachada de tu bar o restaurante, causando el mínimo impacto visual. Si no pudieses anclar a la pared te ofrecemos nuestro modelo lavacolla, que ira montado sobre una estructura en forma de tejado sin tener puntos de sujeción a pared e incluso al suelo.

Si dispones de un espacio más amplio frente a tu local de hostelería, entonces debes optar por una estructura tipo pérgola con cerramientos laterales. De este modo tendrás las mesas y sillas de los clientes protegidas del sol pero también del viento y la lluvia en los laterales cuando llegue el mal tiempo. Con esta solución disfrutarás de terraza en tu local de hostelería durante todo el año y podrás aumentar tus ventas y clientela.  Ese tipo de estructuras con cerramiento pueden elaborarse a medida adaptándose siempre al espacio del que dispongas en tu local. Los cerramientos permiten también a los clientes ver el exterior en todo momento al contar con ventanas de PVC transparente.

En este clasificación de toldos encaja a la perfección nuestro toldo Umia. Permite una amplia variedad en el tipo de techo, desde uno plano deslizante hasta pagodas y es ideal para comer en un espacio al aire libre.

Otra opción para tu local hostelero es colocar una sombrilla de grandes dimensiones en tu terraza que permita colocar mesas y sillas debajo. Son una solución útil y muy estética.

Recuerda siempre que los toldos para locales de hostelería han de ser de tejido acrílico porque funciona como un formidable aislante térmico en exterior y en función del color elegido el confort térmico y la protección UV debajo de la lona serán mayores.

Los espacios hosteleros que pueden llevar un toldo son múltiples, desde bares, cafeterías o restaurantes, pasando por pubs, hoteles u hostales pero también otros más pequeños como heladerías o incluso foodtrucks.

En todos ellos instalar un toldo te aportará ventajas como:

–      Un elemento publicitario y diferenciador. En el toldo podrás insertar el logo de tu negocio para que sea visto desde cualquier lugar. Es imagen de marca. La fachada es lo primero que un cliente ve de tu negocio.

–      Una forma de regular luz y temperatura. El toldo permite interiores más frescos y de paso aporta sombra y ambiente ideal a tu terraza especialmente en verano.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas sobre toldos para hostelería. Si todavía tienes dudas llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Tendrás el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir el toldo perfecto para tu local. ¡Te atenderemos encantad@s!

 

 

Es el complemento ideal para tu terraza, sobre todo en época estival. Elegir un toldo que vaya acorde al estilo de tu terraza y que además sea funcional, es una tarea que no debes tomar a la ligera. En Toldos Gómez te damos algunos consejos para escoger el más adaptado a tu espacio y disfrutar de sombra eterna este verano.

Comenzamos analizando el tamaño y espacio que tienes en tu terraza. Si se trata de una terraza pequeña, lo más recomendable es un toldo de brazos abatibles, por ejemplo el modelo clásico como el Antica o punto recto te permitirán recoger fácilmente tu toldo. Si quieres que se aprecie todavía menos y que ocupe un espacio menor, puedes optar por los modelos de brazos invisibles que te permitirán dejar la lona de tu toldo recogida y fijada a la pared siempre que no la necesites y aprovechar así mejor el espacio reducido. Una estructura de toldo cofre es muy resistente y alarga siempre la vida útil de la tela del toldo al estar bien protegido.

Si dispones de una terraza amplia y espaciosa, la solución perfecta es un toldo que la proteja entera del sol y que te ofrezca suficiente zona de sombra. En este caso te recomendamos algún modelo de toldo de brazos articulados o un modelo de toldo plano como el Umia, especialmente pensado para proteger terrazas de grandes dimensiones y usar el espacio de sombra para comer o tumbarse.  El toldo de brazos articulados ofrece estabilidad y precisión para tu terraza.

Para terrazas amplias y grandes donde vayas a hacer eventos, reuniones o comidas, lo ideal es instalar una pérgola fija y cubrirla con el toldo que más te guste. Puede ir tanto en medio de la terraza como adosadas a la pared.

En cuanto al estilo de tu terraza, no te preocupes si es rústica, bohemia, moderna o tradicional. Sea como sea la decoración siempre puedes adaptar el toldo al estilo, por ejemplo el color o el material del toldo puede ir en consonancia con ese estilo. En el caso del color, mejor apuesta por tonos claros si quieres lograr más sensación de frescor durante el verano. La mayoría de toldos son acrílicos, pero puedes personalizarlos para adecuarlos a tu espacio.  Las telas acrílicas filtran los rayos UV en un porcentaje que varia según el color escogido y resisten bien el viento y la lluvia débil. Las microperforadas filtran mas cantidad de rayos UV y son la que ofrecen mejor ventilación.

Si tu terraza es más moderna o no quieres pasar trabajo recogiendo y estirando el toldo, opta por toldos monitorizados que puedes abrir y cerrar a distancia. Con ellos, la tela queda perfectamente recogida y tensada y el toldo dura más. Como opción siempre están los sensores para que el toldo se abra o se cierre solo si hay demasiado viento,sol o lluvia .

El mantenimiento de tu toldo es otro factor a tener en cuenta a la hora de instalarlo en tu terraza. Si esa terraza está en un espacio con más viento o humedad es posible que tu toldo necesite una atención más constante y seria casi imprescidible que fuese cofre para alargarle la vida lo maximo posible. Evita colores claros y lávalo con jabón neutro y agua. Manténlo siempre abierto hasta que se seque.

Por último, si quieres protección total contra el sol o el viento, te recomendamos instalar un toldo con faldones o cortinas laterales u optar por un modelo vertical para un aislamiento completo.

Si ya sabes qué toldo va mejor con tu terraza, no tardes en instalarlo. Y si todavía tienes dudas llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Tendrás el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir el toldo que casará a la perfección con tu terraza este verano.

 

Los cafés literarios de París con sus terrazas llenas de historias no se entenderían sin sus toldos capota, tampoco las grandes marcas de la Quinta Avenida de Nueva York serían iguales sin sus elegantes entradas y su nombre impreso en su toldo. ¿Y qué hay de los grandes hoteles del mundo con sus entradas majestuosas y sus alfombras rojas para eventos inolvidables siempre al abrigo de una elegante marquesina? Tampoco te podrías imaginar un verano sin esas ciudades levantinas con sus edificios repletos de toldos amarillos. Hoy en Toldos Gómez queremos hacer un repaso por el mundo subidos a los toldos más representativos de cada lugar. ¿Nos acompañas?

Comenzamos saltando el charco, concretamente en dos lugares emblemáticos de Estados Unidos. La ciudad de Nueva York, un icono que con solo nombrarlo, nos trae a la cabeza esas entradas de grandes edificios comerciales que hemos visto en muchas películas. Muchas de las grandes firmas de la Quinta Avenida dan la bienvenida a sus clientes con el nombre impreso en un elegante toldo.

Es una ciudad plagada de pequeños supermercados de barrio y todos tienen también su toldo. Comer en la calle es un ejercicio habitual y podemos ver además muchas sombrillas tanto en puestos callejeros de comida como en plazas o parques para que los ajetreados ciudadanos o turistas hagan un “break” a la sombra. Además y como particularidad, en muchos edificios los toldos no solo están en la planta baja, también en las ventanas del primero o segundo piso. También nos vienen a la mente todos esos edificios de viviendas u hoteles con entradas flanqueadas por una marquesina que ocupan parte de la acera a modo de pasillo.

Y de Nueva York, nos vamos a la capital de Estados Unidos. Washington y sus barrios residenciales con casas familiares coloridas, sus escaleras y sus porches, muchos de ellos cubiertos con toldos. Son vecindarios en los que te puedes encontrar una cafetería de lo más “cool” a la vuelta de la esquina en la que no falta tampoco su toldo.

Si damos otro salto, llegamos a Asia y allí nos paramos en dos ciudades. Por un lado la isla de Hong Kong, con un gran atractivo turístico y edificios de vértigo. Miles de puestos callejeros se amontonan en sus calles y todos están protegidos por toldos o sombrillas siempre visibles y útiles para proteger la comida y a los turistas de algún chaparrón inesperado.

Y de Hong Kong, pasamos a Japón, en concreto Tokio, con calles no menos bulliciosas y llenas de impactos publicitarios donde los toldos están presentes en cada pequeña tienda o local de comidas. No nos olvidamos de hacer una pequeña parada turística en Tailandia, con sus cabañas flotantes sobre el río y sus toldos con materiales más artesanales como paja o madera para protegerse del sol en este paraíso.

Volvemos a Europa para recorrer ciudades más familiares donde los toldos son señas de identidad. Es el caso de París con sus capotas como entrada de cualquier pequeña pastelería o librería en cualquier calle y los cafés con sus toldos y sus terrazas que forman parte del ADN de la ciudad de la luz.

Y acabamos en España, en concreto en Valencia que, como cualquier ciudad levantina, combate el sol con sus característicos toldos amarillos o verdes en los edificios de apartamentos cercanos a la playa, icono ya de su paisaje urbanístico. Igualmente en la calle, plagada de terrazas, no pueden faltar unas buenas sombrillas para protegernos del potente sol los meses de verano.

Estés en el lugar del mundo en el que estés, el viaje siempre será memorable si te acompaña un buen toldo.