Con la llegada del calor y de las temperaturas más altas del año, es importante no solo elegir una buena estructura para protegerse, sino también saber bien cómo escoger la mejor lona para ella.

Tanto si tienes un toldo como un cenador o una carpa, te vamos a dar algunos consejos sobre cómo escoger la tela adecuada para resistir mejor las temperaturas y el calor estivales. Toma nota.

La lonas que se usa en Toldos Gómez para la confeccion de toldos, son fundamentalmente acrílicas. La lona acrílica es la opción más habitual para todo tipo de toldos (clásicos, cofres, planos, verticales…); debido a sus características técnicas, adaptabilidad a las distintas estructuras y facilidad a la hora de recoger los toldos.Se trata de una tela compuesta de fibra acrílica tintada desde el proceso de hilado, por lo que el color se mantiene en el tiempo,es muy resistente al paso de la luz y con un cierto grado de impermeabilidad, para esta lluvia nuestra “miudiña” .

Dentro de las lonas acrílicas existen diferentes tipos.

–      El tejido acrílico tintado masa,sin ninguna característica adicional, como puede ser el resinado o la ignifugacion .Está hecho con una trama de hilos que se tiñen antes de confeccionar el tejido. Está adaptado para soportar las inclemencias del sol y de la lluvia débil. Son repelentes al agua sin perder transpirabilidad Tiene unos altos índices de protección contra los rayos UV y su elevada columna del agua lo convierte en el material ideal para aguantar a la intemperie

–      El tejido acrílico resinado.Este tipo de acrílico es resistente al agua pero como contrapartida no se puede rotular.

–      El tejido acrílico ignífugo. Es especial para que las lonas queden protegidas de posibles incendios.

La protección contra los rayos solares es la principal finalidad que debe cumplir una lona acrílica. Dependiendo de su color, la protección contras esos rayos UV varía y puede ser menor o mayor. Colores de la lona más claros como blanco, crema, avena, marfil, perla, salmón o vainilla tienen un índice de resistencia menor, de un 40 frente a un 60 u 80 que tienen la mayoría del resto de tonalidades.

También se puede utilizar PVC o tejido microperforado para tu toldo. La lona microperforada está compuesta por hilos de poliéster. Se trata de un tejido para protección solar de última generación. Destaca especialmente por su capacidad de aislamiento térmico y transpiración, que reduce el calor y deja pasar el aire; además de favorecer el ahorro energético,aunque tiene como contrapartida el no ser resistente al agua.

Por su parte, la lona de PVC es la más recomendada para tapar la lluvia, por su impermeabilidad. Sin embargo, no se recomiendan para espacios calurosos o expuestos al sol, ya que lo mismo que no pasa la lluvia, no deja que salga la acumulación de calor y produce un efecto invernadero, ya sin tener en cuenta que estéticamente, no es la reina de la fiesta.

No importa el tipo de lona que quieras o necesites para tu espacio este verano. En Toldos Gómez  te contamos cuál es la mejor según tus necesidades. Llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Tendrás el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir la lona más adecuada para ti.

Es una estructura muy útil para tu patio, terraza o jardín durante los meses de verano. El cenador te permite disfrutar de comidas, cenas o siestas al aire libre pero siempre protegido del sol o del viento.

El cenador es básicamente una estructura compuesta por una armazón que puede estar construida con diferentes materiales como metal, hierro, madera, cemento etc. La forma y disposición de un cenador es muy variada pero lo realmente importante es el material que cubre ese cenador y que aporta la sombra necesaria para hacerlo útil, que es de la que nos encargamos en Toldos Gómez. 

Por lo general, el cenador va cubierto de una lona que se adapta estéticamente al espacio y que permite varias opciones. Puede ser una lona acrílica o de PVC. Este tipo de lona garantiza tanto la protección solar como la impermeabilidad, en caso del pvc total y si fuese acrilica con un cierto grado de impermeabilidad,para que puedas disfrutar de una estancia tranquila bajo la estructura.

La forma del cenador y de la lona suele ser rectangular o cuadrada aunque también puede ser redonda. De hecho, los cenadores clásicos que habrás visto en infinidad de películas, se colocaban en el centro del jardín y tenían forma redondeada y estructura de madera.

Los laterales se pueden cerrar mediante toldos cortina con o sin guías y añadiendo unas ventanas de pvc transparente para no restar claridad a la estancia.Todas nuestras lonas son confeccionadas a medida y adaptadas a la estructura de nuestros clientes. Las plantas enredaderas son otra opción de cubrir la estructura del cenador. Pueden protegerte de los rayos del sol pero no de otros fenómenos meteorológicos como la inesperada lluvia de una tormenta de verano. Para ello lo mejor es optar por un elemento textil aunque la manta vegetal ayuda y ornamenta.

El sistema de cierre y apertura de estas lonas puede ser de forma manual o motorizada con mando a distancia. Si no deseamos un cenador permanente podemos optar por una carpa plegable que podremos montar y desmontar cuando queramos y que hace las funciones de un cenador para tu patio o jardín. Este tipo de cenadores se abre y se cierra como un acordeón y es ideal para zonas muy expuestas al sol como por ejemplo puestos de mercados ambulantes, ferias etc.

El Toldos Gómez también disponemos de un toldo muy peculiar, el Umia, que permite gran versatilidad. Puede ser plano o con otra forma y lo confeccionamos para que encaje a la perfección con la estructura de un cenador. El Umia se integra a la perfección en la naturaleza, la tela puede ser de diferentes formas y colores. Opcionalmente, además puede llevar una doble tela en pvc que ejerce una función protectora.

Este tipo de toldo es perfecto para un cenador adosado que se apoya contra una pared y tiene función de porche. También puede llevar pies delanteros y traseros en forma de isla o bien delanteros con apoyo a muro. Este tipo de cenador se instala sobre una estructura que puede estar acristalada terraza  Es uno de nuestros toldos planos.

Como ves, cubrir un cenador para tener un buen espacio de sombra este verano, es una tarea sencilla. En Toldos Gómez podemos ayudarte con ella, te asesoramos y nos desplazamos a tu lugar para ver “in situ” las necesidades. Si lo necesitas,puedes llamarnos al teléfono 902132233 o consulta nuestra página web www.toldosgomez.com para ver otros tipos de toldos de los que disponemos. En Toldos Gómez estaremos encantados de ayudarte.

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque la finalidad principal de un toldo es siempre la misma; protegernos del sol y ofrecer sombra, existen diferencias según el lugar al que lo destinemos. No es lo mismo elegir e instalar un toldo para la entrada de tu casa que para tu local comercial. Hay algunas diferencias básicas que deberás conocer antes de decidirte por uno o por otro.

  • El tamaño. La entrada de una casa suele ser, por lo general, más pequeña que la entrada de un local comercial y por tanto el toldo para cubrirla también será distinto. Para los hogares, ya sea entradas o terrazas suele usarse el toldo extensible con brazos que no se aprecian desde fuera. Para entradas como las de una tienda con su escaparate se usan estos toldos pero también el toldo recto.Tiene un sistema de brazos abatibles. Es cómodo de instalar y fácil de usar tanto en comercios como en terrazas.
  • La forma. Estamos a acostumbrados a ver los mismos toldos en casi todas partes pero los locales comerciales también admiten otras formas. Por ejemplo, las formas redondeadas de las capotas, especialmente diseñados para locales y fáciles de recoger y abrir según las necesidades.
  • La finalidad. Aunque la protección del sol o de fenómenos climatológicos es la principal finalidad de los toldos, en el caso de los locales comerciales existe un objetivo distinto: la publicidad. El toldo de un establecimiento es un soporte publicitario para difundir los valores corporativos a través de su logo, slogan, imagen etc.
  • Un uso adicional. Por lo general, el toldo en locales comerciales se instala para las funciones de protección solar pero en casa de una terraza el toldo habilita un nuevo espacio donde poder comer o realizar actividades de forma protegida.
  • En un local comercial el uso de toldos y lonas admite más variedad que en una vivienda particular. Por ejemplo, puedes instalar cortinas transparentes correderas, cerramientos de terrazas para bares, marquesinas para hoteles y un largo etcétera.

Ahora que tienes claras las diferencias entre toldos comerciales y particulares, en TGM-Toldos Gómez te ayudamos a elegir e instalar el tuyo tanto en tu casa como en tu hogar. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 13 22 33, a través del e-mail web@toldosgomez.com o rellenando este formulario. Nuestro equipo de profesionales te asesorará para la instalación del toldo que mejor se adapte a tus necesidades.

La seguridad en el transporte de mercancías es un tema fundamental como hemos explicado en Toldos Gómez en más de una ocasión. Pero no solo afecta a los grandes camiones o tráilers y no sólo son importantes las lonas antivandálicas. En este post hacemos un repaso por otro tipo de lonas que aseguran una llegada a destino segura de cualquier tipo de mercancía.

– Lonas de techo corredera. Se trata de lonas para techo móvil de caja confeccionado en PVC a escoger entre distintos tipos de gramajes y diferentes colores. Este puede tener distintos tipos de sujeción e incluso de recogida. Son lonas fáciles de usar y multifuncionales. La lona se desliza por un carril de aluminio sin ninguna fracción. Se pliega de forma sencilla para que ocupe menos espacio.

– Lonas bañera. Son lonas para camiones que se realizan en PVC de distintos gramajes y colores y a medida como el resto de lonas. Se denominan así porque están pensadas para colocar sobre bañeras o remolques agrícolas y evitar que se moje o se deteriore la mercancía que transportan en su interior.

Se diferencian con arquillos corredera, cables con anillas, enrollada en tubo y tabla.

– Lonas laterales correderas con carracas. Para la confección de estas lonas se utiliza lona poliéster recubierta de PVC a elegir entre varios colores y gramajes. La lona se tensa, en lugar de con gomas, con un sistema de carracas. Las carracas son tensores que permiten sujetar la lona de forma segura a la base del vehículo o camión en este caso para garantizar que la carga o mercancía llegue de forma segura a su destino.

Como sabéis, estas lonas para camiones pueden ir rotuladas y ser así un perfecto escaparate publicitario para marcas y empresas.

Hemos visto algunas de las sujeciones más importantes para tu camión, sistemas eficaces para asegurar la protección total de la mercancía. En Toldos Gómez estudiamos tu caso y las confeccionamos a medida. Nuestro equipo de profesionales te asesora sin compromiso. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

 

Asegurar la protección y la tranquilidad para transportistas es uno de los objetivos de Toldos Gómez con sus lonas para grandes camiones. Se trata de materiales adaptados a las normativas vigentes para certificar la seguridad de las mercancías.

Los camiones de lona o corredera son el tipo de tráiler más habitual. Su semirremolque se encuentra cubierto con lona por arriba y por los laterales que pueden ser retiradas, lo que le aporta comodidad para realizar cargas y descargas. Puede adaptarse a una gran cantidad de materiales pero está especialmente indicado para el transporte de productos que resultan difíciles de cargar.

Para circular por territorio español, se hizo una modificación en el Reglamento General de Vehículos, aprobando la introducción de los megacamiones en nuestro país, esto es, los conjuntos de vehículos en configuración euromodular compuestos por más de 6 ejes, y hasta 60 toneladas de MMA y 25,25 metros de longitud.

Esta nueva regulación establece que para la circulación de los megacamiones se exija previamente obtener una autorización especial expedida por la Dirección General de Tráfico (o por los Departamentos de Tráfico de Cataluña y País Vasco para transportes que se desarrollen íntegramente en dicha Comunidades Autónomas) en la que se establecen las condiciones de circulación de dicho transporte, de las que cabe destacar las siguientes:

  • La autorización habilita para transportar cualquier tipo de mercancía, con la excepción del transporte de mercancías peligrosas.
  • La autorización establece el itinerario por el que debe circular el megacamión, el cual se realiza preferentemente por autopistas y autovías, ya que sólo se permite la circulación por carreteras convencionales siempre que el recorrido por estas no supere los 50 kilómetros y sea como consecuencia de que se realiza el inicio o destino del viaje. La autorización de circulación sólo se concederá si el recorrido total supera los 150 kilómetros.
  • El vehículo motor debe corresponder a determinada categoría medioambiental Euro, y debe ir equipado con determinados elementos de seguridad (suspensión neumática, avisadores de cambio de carril, etc.).
  • La velocidad máxima autorizada es la misma que la establecida en la actualidad para los restantes vehículos de transporte pesado, esto es, 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en carreteras convencionales.
  • El conjunto del vehículo lleva obligatoriamente un sistema de señalización de advertencia para el resto de usuarios de la vía, en concreto mediante señales luminosas o rotativos en todo su contorno, así como portando la señal de vehículo largo en su parte posterior con la nomenclatura “XL” identificativa de su mayor dimensión.

Además también existe la normativa europea 12642 XL sobre seguridad de carga que obliga a los transportistas a adaptar sus vehículos y lonas para poder circular, cargar y descargar con toda tranquilidad por Europa en países como Alemania, Bélgica y Holanda. Esta normativa regula lo relativo a la sujeción de la mercancía en transporte por carretera, en vehículos de más de 3,5 toneladas de masa máxima autorizada (MMA). Incluye la norma UNE-EN 12641-2 en cuanto a la resistencia de las lonas laterales.

Las lonas de Toldos Gómez para este tipo de camiones están homologadas según las normativas citadas y además se fabrican para distintas carrocerías reforzadas, sometidas a ensayo y etiquetadas conforme a las normas.

Para confirmar esa seguridad, las lonas expedidas por Toldos Gómez llevan certificado de homologación. Cada lateral va marcado con una etiqueta que acredita el cumplimiento de estas normas.

Estas lonas de camión se fabrican con máquinas de corte asistido por ordenador y máquinas de soldar por alta frecuencia con el tamaño adecuado para el procesamiento de las lonas más grandes.

Se emplea para su fabricación poliéster de alta tenacidad con revestimiento de policloruro de vinilo (PVC) de 900 gramos por metro cuadrado, lacado por ambas caras. Para su sujeción se usa rulina remachada o soldada a la lona, para el despliegue y recogimiento de la misma un sistema de amarre compuesto por tensores excéntricos con seguro de cierre fabricados en acero, cinta de 50mm confeccionada en polipropileno y gancho plano de acero inoxidable y un gancho plano de acero inoxidable que actúa como elemento de fijación del sistema tensor-correa.

Además de la seguridad, las lonas para camiones pueden tener un uso publicitario. Son un auténtico escaparate móvil en movimiento por las carreteras europeas. La marca puede ir impresa en la lona de forma digital para recorrer kilómetros y mostrarse por diferentes ciudades de Europa.

Si necesitas una de nuestras lonas adaptada a tus necesidades, en TGM-Toldos Gómez te ofrecemos las mejores soluciones a medida, asesorándote sin compromiso. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

 

Los cafés literarios de París con sus terrazas llenas de historias no se entenderían sin sus toldos capota, tampoco las grandes marcas de la Quinta Avenida de Nueva York serían iguales sin sus elegantes entradas y su nombre impreso en su toldo. ¿Y qué hay de los grandes hoteles del mundo con sus entradas majestuosas y sus alfombras rojas para eventos inolvidables siempre al abrigo de una elegante marquesina? Tampoco te podrías imaginar un verano sin esas ciudades levantinas con sus edificios repletos de toldos amarillos. Hoy en Toldos Gómez queremos hacer un repaso por el mundo subidos a los toldos más representativos de cada lugar. ¿Nos acompañas?

Comenzamos saltando el charco, concretamente en dos lugares emblemáticos de Estados Unidos. La ciudad de Nueva York, un icono que con solo nombrarlo, nos trae a la cabeza esas entradas de grandes edificios comerciales que hemos visto en muchas películas. Muchas de las grandes firmas de la Quinta Avenida dan la bienvenida a sus clientes con el nombre impreso en un elegante toldo.

Es una ciudad plagada de pequeños supermercados de barrio y todos tienen también su toldo. Comer en la calle es un ejercicio habitual y podemos ver además muchas sombrillas tanto en puestos callejeros de comida como en plazas o parques para que los ajetreados ciudadanos o turistas hagan un “break” a la sombra. Además y como particularidad, en muchos edificios los toldos no solo están en la planta baja, también en las ventanas del primero o segundo piso. También nos vienen a la mente todos esos edificios de viviendas u hoteles con entradas flanqueadas por una marquesina que ocupan parte de la acera a modo de pasillo.

Y de Nueva York, nos vamos a la capital de Estados Unidos. Washington y sus barrios residenciales con casas familiares coloridas, sus escaleras y sus porches, muchos de ellos cubiertos con toldos. Son vecindarios en los que te puedes encontrar una cafetería de lo más “cool” a la vuelta de la esquina en la que no falta tampoco su toldo.

Si damos otro salto, llegamos a Asia y allí nos paramos en dos ciudades. Por un lado la isla de Hong Kong, con un gran atractivo turístico y edificios de vértigo. Miles de puestos callejeros se amontonan en sus calles y todos están protegidos por toldos o sombrillas siempre visibles y útiles para proteger la comida y a los turistas de algún chaparrón inesperado.

Y de Hong Kong, pasamos a Japón, en concreto Tokio, con calles no menos bulliciosas y llenas de impactos publicitarios donde los toldos están presentes en cada pequeña tienda o local de comidas. No nos olvidamos de hacer una pequeña parada turística en Tailandia, con sus cabañas flotantes sobre el río y sus toldos con materiales más artesanales como paja o madera para protegerse del sol en este paraíso.

Volvemos a Europa para recorrer ciudades más familiares donde los toldos son señas de identidad. Es el caso de París con sus capotas como entrada de cualquier pequeña pastelería o librería en cualquier calle y los cafés con sus toldos y sus terrazas que forman parte del ADN de la ciudad de la luz.

Y acabamos en España, en concreto en Valencia que, como cualquier ciudad levantina, combate el sol con sus característicos toldos amarillos o verdes en los edificios de apartamentos cercanos a la playa, icono ya de su paisaje urbanístico. Igualmente en la calle, plagada de terrazas, no pueden faltar unas buenas sombrillas para protegernos del potente sol los meses de verano.

Estés en el lugar del mundo en el que estés, el viaje siempre será memorable si te acompaña un buen toldo.