Con el #YoMeQuedoEnCasa tenemos mucho tiempo para aprovecharlo y hacer esas tareas que teníamos pendientes. Una de ellas, ahora que viene el buen tiempo, es limpiar nuestro toldo y preparar nuestra terraza, jardín o balcón. Por eso en Toldos Gómez te vamos a dar algunos consejos o tips de como tienes que hacerlo. ¡Toma nota!

En primer lugar, para evitar que se acumule la suciedad en tu toldo y después sea más complicada realizar esta labor, puedes pasar un cepillo de vez en cuando. De esta manera evitarás que se acumule polen y posibles restos de contaminación que se van depositando día tras día.

Una vez que veas que ya tiene manchas más profundas o que esos grandes enemigos de los toldos como son pájaros, moscas, mosquitos… lo han “atacado”, coge agua, jabón y cepillo y frota de una manera delicada por toda la tela. En el caso de que tu carpa o toldo sea de grandes dimensiones te aconsejamos que utilices una manguera de agua sin presión con una escoba especial de limpieza.

Asimismo, con la ayuda de un aspirador puedes limpiar esas zonas de la estructura donde se acumula polvo, insectos o hojas antes de proceder con los pasos anteriormente comentados.

En todos los casos, te recordamos que es muy importante que dejes secar siempre completamente todo tu toldo antes de recogerlo.

A parte de esta limpieza, en Toldos Gómez te vamos a dar una serie de tips para mantener tu toldo correctamente.

En muchas ocasiones solo utilizamos nuestros toldos en la época de más calor del año, pero es necesario que comprobemos su estado regularmente. Debes cerciorarte si sufre alguna rotura o deterioro para solucionarlo y que este no vaya a más

Además, uno de los enemigos principales para tu toldo es el mal tiempo. Por eso, en situaciones de fuertes lluvias o de mucho viento lo más adecuado es que lo mantengas recogido. De esta manera evitarás que la tela de tu toldo se raje o que la estructura se dañe.

Finalmente añadir que si tu toldo o carpa sufre alguna avería, rotura o quieres renovarlo en Toldos Gómez te ofrecemos las mejores soluciones a medida y te asesoramos sin compromiso. En cuanto pase el #YoMeQuedoEnCasa puedes ponerte en contacto con nosotros, llamando  al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantad@s!

 

 

 

 

 

 

 

 

Es momento de volver a abrir tu toldo y de disfrutar de nuevo de las comidas o siestas en tu terraza, patio o jardín. Después de un invierno con lluvia, humedad y otros fenómenos climatológicos tal vez te puedas encontrar sorpresas al abrir tu toldo de nuevo y comprobar su estado. En Toldos Gómez te damos una serie de consejos que te pueden servir de gran ayuda.

Lo primero es ver si el toldo tiene manchas de suciedad que puedan eliminarse. Para ello usa una manguera con agua tibia y poca presión y ayúdate con jabón neutro y esponja o cepillo suave. Límpialo por ambas caras y aplicauna capa de impermeabilización especial para lonas al finalizar las tareas de limpieza. En caso de que la tela se encuentre rota siempre es aconsejable llamar a un profesional que la repare y no intentar hacerlo uno mismo.

La estructura del toldo puede haberse deteriorado o puede haber acumulado suciedad al estar cerrada durante todo el invierno. Has de comprobar que el toldo se abre sin problemas y de no ser así puedes usar una aspiradora para recoger los posibles elementos de suciedad que están obstaculizando el correcto funcionamiento del toldo.

Existen productos de limpieza para limpiar la estructura de los toldos, que suele ser de hierro o de aluminio y que dejan el material como nuevo sin ningún tipo de rayadura.

Es importante que dejes secar siempre tu toldo antes de recogerlo ya que al recogerlo mojado o húmedo puede formar manchas o deteriorase y no estará en buenas condiciones a la hora de volver a usarlo.

En caso de que no puedas poner a punto tu toldo con estas técnicas para recibir la primavera, lo mejor es que lo cambies. La renovación de la tela de tu toldo puede ser un gran acierto para proteger el mobiliario y elementos que coloques debajo. Además, una lona fuerte evita que los rayos ultravioletas pasen y te asegura una zona de comfort, seguridad y protección total al aire libre. En caso de que optes por un nuevo toldo siempre puedes elegir uno que se adapte mejor al estilo de tu hogar y si necesitas diferenciarte recuerda que el toldo es personalizable. En caso de que lo instales en un local comercial, puedes adaptarlo a tus necesidades, colocarle el logo de tu marca o el slogan que prefieras.

Queda muy poco para recibir la primavera con tu toldo extendido y bien preparado. Si necesitas ayuda en este proceso o quieres renovarlo recuerda que te ofrecemos las mejores soluciones a medida y te asesoramos sin compromiso. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantad@s!

Se acaba el invierno y se abren los toldos. Con la primavera a la vuelta de la esquina llega el momento de revisar el estado de tu toldo antes de desplegarlo. En el post de hoy os damos algunas indicaciones básicas para que tu toldo luzca perfecto esta temporada primavera.

Lo primero que debes hacer es revisar minuciosamente el estado de la tela del toldo. Factores climatológicos propios del invierno como la humedad o la lluvia pueden haber deteriorado la lona de tu toldo. Para limpiarla podemos optar por una manguera con agua tibia, sin presión que permitirá eliminar esas manchas superficiales. También puedes ayudarte con jabón neutro y una esponja o cepillo suave para su limpieza.

Ten en cuenta siempre dejar secar el toldo al aire para evitar que se formen humedades. Y no olvides tampoco que la limpieza ha de ser tanto por la cara externa como por la interna. Al finalizar las tareas de limpieza también puedes aplicar una capa de impermeabilización especial para lonas. Si detectas roturas en la tela, lo más aconsejable es que llames a un técnico de Toldos Gómez para valorar el daño, la posible reparación o sustitución por una nueva.

El segundo paso es analizar la estructura. Después de unos meses recogidos es posible que la estructura haya sufrido algún daño. Lo primero que debes hacer es comprobar que se abre sin dificultad y que no tiene daños estructurales u obstáculos que impidan desplegar el toldo. Revisa minuciosamente las piezas de la estructura una a una; brazos, tubos, máquinas. Para limpiar estas piezas lo más aconsejable es usar un producto especialmente diseñado para limpiar este tipo de material y paños suaves que no rayen el metal. Un aspirador puede ser muy útil para los rincones del mecanismo del toldo donde se han podido acumular insectos muertos o polvo.

Por último, no descuides el mantenimiento constante durante la primavera. Revisa antes de recoger el toldo si hay hojas u otros elementos sobre la estructura y retíralos. Si hay previsión de lluvia, no es mala idea recoger tu toldo y sobre todo trata de mantener la lona y la estructura lo más seca posible para evitar la formación de manchas por humedades o de óxido.

Con estos consejos básicos es hora de desplegar tu toldo para recibir la estación primaveral que está a punto de llegar. Si tienes cualquier tipo de duda, recuerda que nuestro equipo de profesionales te asesora sin compromiso. Para ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

Con un nuevo año a punto de comenzar, renovamos propósitos para estrenar 2019 con energía. Tu toldo también se merece una renovación y una puesta a punto para recibir el nuevo año. En este post te contamos algunos consejos para mejorar y prolongar la vida útil de tu toldo.

A lo largo del año el toldo está sometido a muchas inclemencias meteorológicas; sol y calor en la época estival, lluvia, viento y frío en el invierno. Lo primero que debes hacer es revisar los posibles desperfectos causados por estas agresiones.

Para la limpieza del toldo puedes emplear un cepillo o trapo suave con agua tibia y jabón neutro, evita detergentes o productos abrasivos. Recuerda que debes recogerlo siempre, una vez que el toldo esté totalmente seco, precisamente para evitar las humedades. Si no es suficiente un cepillo para la limpieza, debido a la dimensión del toldo, también puedes usar una manguera. Pero te recordamos que no utilices ningún sistema de presión ya que se eliminaría el tratamiento impermeabilizante de la tela. Además, ten en cuenta que debes limpiar ambas caras del toldo así que no te olvides de la interna.

En los mecanismos de sujeción y recogida del toldo suelen acumularse insectos, hojas etc por lo que para limpiarlos es recomendable hacerlo con una aspiradora. Una vez retirado el polvo del herraje es suficiente con pasarle un trapo húmedo.

En la temporada invernal que se avecina con el nuevo año, lo apropiado es mantener el toldo recogido si no lo vas a usar para evitar deterioros por las duras condiciones climatológicas. Si lo cepillas de forma regular, llegará más conservado a la época estival.

Por último y para una puesta a punto total, te aconsejamos que revises el sistema de apertura y cierre del toldo, tanto si es manual como motorizado. Para ello, puedes solicitarnos una revisión y uno de nuestros técnicos acudirá a tu domicilio o local comercial.

Si necesitas uno de nuestros productos o servicios puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com.

 

Aunque el otoño se resiste a hacer acto de presencia, ya quedan pocas excusas para usar tu piscina exterior. Si aún no te has decidido a cubrirla para mantenerla protegida durante el resto del año, puede que el momento definitivo haya llegado.

¿Te acuerdas de esa lona que tenías guardada en el garaje esperando a que acabase el verano? Pues bien, es hora de sacarla, pero no sin antes revisar que se encuentre en perfecto estado. Si las has conservado correctamente no tendrás problema pero, aún así, toma nota de estos consejos para comprobar que está lista para ser usada de nuevo.

Lo primero, es extender la lona en el suelo y a poder ser en una superficie que no tenga ningún elemento que pueda dañarla, como piedras u otros objetos punzantes.

Una vez hecho esto, es imprescindible examinarla con detenimiento y de forma rigurosa en busca de cualquier grieta, rotura en el material y que las cintas no estén desgarradas para poder tensar correctamente.

Si la lona fue limpiada antes de recogerse, es probable que se encuentre en buen estado. Si no es así, puedes limpiarla con algún producto no corrosivo mezclado con agua caliente y aplicarlo suavemente con un cepillo aclarando bien posteriormente.

En cuanto a la humedad, secarla bien antes de guardarla, es una garantía de que no presente ahora manchas. En caso de que sí las tenga, existen también productos específicos para limpiarlas y que luzca perfecta sobre tu piscina este otoño e invierno.

Doblarla correctamente contribuye a que la lona dure más tiempo y se conserve mejor. Si se trata de una cubierta flotante de polietileno, que cuenta con un enrollador especial para recoger la lona, debes poner este enrollador siempre a la sombra. Así el agua que se quede entre capas no hará un efecto lupa con la exposición al sol.

Especial cuidado hay que tener con los productos químicos ya que un exceso de cloro dañará el plástico de tu cubierta. Lo mismo con las fricciones o fuertes tirones. A pesar de que el material sea flexible, debes tratarlo con delicadeza.

Ahora sí, después de todas estas comprobaciones, ya puedes estar seguro de que tu lona de piscina está lista para ser usada de nuevo.

Y si no tienes lona, ¡no te preocupes! En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

En Toldos Gómez siempre estamos haciendo hincapié en cuáles son los beneficios principales de instalar un toldo en una vivienda o negocio. Con todo, la instalación es tan solo el primer paso. Si lo que buscas es darle a tu toldo el poder de la inmortalidad, tu responsabilidad deberá ir más allá del mero hecho de comprarlo. Tanto es así, que la vida útil de un toldo depende, fundamentalmente, de su mantenimiento. ¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los mejores cuidados para mantener tu toldo en perfectas condiciones? Si la respuesta es sí, toma buena nota de estos trucos y, ¡larga vida a tu toldo!

  1. Limpieza. Como ya os explicamos en otras publicaciones, la limpieza es fundamental para mantener el tejido del toldo en buen estado. Así, en nuestra masterclass ya os revelamos cómo limpiar la tela adecuadamente: esponja en mano, jabón neutro y agua a una temperatura máxima de 30 grados. Os recomendamos que lo hagáis, por lo menos, dos veces al año.
  1. Con todo, además de la higienización de vuestro toldo, os recomendamos que cepilléis de forma regular tanto la lona como el propio mecanismo. Y es que, con este sencillo truco evitaréis la acumulación de polvo, y por consiguiente, el posible deterioro del engranaje.
  1. El mal tiempo y tu toldo nunca harán buenas migas. Por eso, te aconsejamos que recojas tu toldo siempre que nieve o se levante mucho viento. De esta forma, evitarás que la estructura se deteriore antes de lo previsto.
  1. ¿La humedad?  Uno de los primeros mandamientos para mantener tu toldo como el primer día se basa en no recogerlo, bajo ningún concepto, si la tela está humedecida. De lo contrario, podría salir moho en la lona.
  1. Cuando lo abras o lo guardes, vigila que no haya nada que impida el correcto proceso de apertura o cierre. ¡Nunca lo fuerces!

Estos sencillos consejos te ayudarán, sin lugar a dudas, a alargar la vida útil de tu toldo. ¿Todavía no sabes cómo sacarle a tu toldo el máximo partido para que dure in sécula seculórum? Llámanos al teléfono 902 13 22 33, en Toldos Gómez estaremos encantados de revelarte las claves para que tu toldo sea inmortal.