Colocar un toldo en una comunidad de propietarios es una decisión que no puedes tomar a la ligera. Existe una normativa específica que determina el tamaño, la forma, el color de tu toldo así como los permisos que deberás solicitar para esta colocación. En Toldos Gómez te explicamos todo lo que debes saber sobre la colocación de toldos en comunidades de propietarios.

Al pensar en instalar un toldo en tu fachada, sea interior o exterior, deberás someterte al acuerdo comunitario y contar con el consentimiento de las tres quintas partes de esa comunidad tal y como recoge la Ley de propiedad horizontal. Si deseas colocar toldos para la protección de ventanas o balcones, o cortinas verticales debes someterte a la aprobación de tu comunidad de propietarios.

Además, los toldos que coloques en la fachada deben tener unas medidas concretas.
En cuanto a otros aspectos como el color del toldo, es posible que la comunidad de propietarios haya elegido un color o tipo de lona determinada para lograr la máxima uniformidad estética en la fachada.  Si deseas que tu toldo luzca con un color o forma diferente has de consultar el reglamento interno relacionado con la instalación de toldos y si no deseas seguir las pautas marcadas debes pedir permiso a la comunidad que puede rechazar tu petición.


En función del municipio donde vivas, puede ser necesario algún tipo de permiso extra a la hora de alterar la fachada de un edificio.

Es importante señalar también que la comunidad de propietarios no puede prohibir la instalación de un toldo si no se ha acordado un modelo concreto previamente. Para tener claro este acuerdo es necesario que se alcance un consenso en la Junta de propietarios sobre el tipo de toldo a instalar para que no se rompa la armonía de la fachada. Es importante decidir el modelo, color y tipo de lona exacto del toldo y ponerlo por escrito. Este acuerdo ha de aprobarse en Junta general de la comunidad de propietarios.

Si estás pensando en renovar la tela de tu toldo en tu fachada no dejes pasar la promoción del 30% de descuento en el cambio de tela de tu toldo.Si es una comunidad entera, es un ahorro a tener en cuenta. Dependiendo de las medidas de tu toldo puedes ahorrar hasta 200€.

Si necesitas aclarar tus dudas o respuestas sobre la colocación de tu toldo recuerda que puedes llamarnos al 902 132 233 o enviarnos un e-mail a web@toldosgomez.com.  

En TGM-Toldos Gómez te asesoraremos de forma personalizada para que elijas el producto o toldo mejor adaptado a tus necesidades.

Si estás pensando en instalar un toldo en tu edificio deberías tener en cuenta una serie de factores antes de tomar una decisión. Tanto a nivel legal como funcional, hay determinados aspectos que no deberías pasar por alto antes de elegir un modelo u otro. Evidentemente, si escoges a TGM-Toldos Gómez para realizar la instalación te pondremos al tanto de todo para que tu decisión sea siempre la correcta.

1. Lo primero que debes saber es que la instalación de toldos en la fachada de una vivienda está sujeta a la Ley de Propiedad Horizontal.  Esto supone que todos los toldos deben de ser instalados de acuerdo a las características de color, tamaño o anclajes que hayan sido acordados anteriormente por la comunidad de vecinos. O sea, antes de decidir qué toldo instalas debes consultar que se ajusta a las normas comunitarias. El artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal asegura que:

El propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquel cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.

Es lógico que la instalación de toldos esté regulada por unas normas previamente aprobadas por toda la comunidad, la ausencia de reglas al respecto podría provocar un impacto visual desagradable. Imagínate que cada piso ponga un toldo diferente, sin pensar en el entorno en el que está enclavada la vivienda. El resultado podría ser desastroso.

2. Como expertos, un consejo que damos es que se tenga muy en cuenta la luminosidad de un toldo, que además de que viene dada por el tejido de la lona, también tiene especial influencia la elección del color. Como en todo en general, las tonalidades oscuras ofrecen menos luz. Por lo tanto, si lo que se busca es claridad, lo mejor es instalar toldos con lonas en tonos claros.

3. Otro factor muy importante es la influencia que provocan los colores en nuestro bienestar. Los colores cálidos, como el rojo o el amarillo, dan una sensación de calor. Sin embargo, los azules o verdes producen sensación de frescor, algo que en verano seguro que agradeces mucho.

En definitiva, la elección de toldo queda en las manos y en el acuerdo de todos los vecinos. Pero, si necesitas información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902 13 22 33 o enviarnos un mail web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para la instalación del producto que mejor se adapte a tus necesidades.

TGM-Toldos Gómez, mucho más que toldos.