El verano se acaba y con él las tardes y días de piscina. Si quieres poder disfrutar de ella el verano que viene en buenas condiciones, debes tomar nota de algunas claves importantes para su conservación y limpieza durante los meses de otoño, invierno y primavera. Comenzamos.

 

–      Protección contra elementos externos. Las hojas, ramas, insectos son elementos que caerán sobre tu piscina exterior cuando llegue el mal tiempo. Estos agentes suelen provocar daños en tu piscina además de suciedad y la consiguiente humedad. Para evitar tener que retirarlos, la cobertura con una buena lona es la solución ideal. Una lona resistente ayuda a que estos elementos se mantengan fuera del agua y sean fáciles de retirar.

–      Más respeto al medio ambiente. Una lona para cubrir la piscina reduce el empleo de productos químicos necesarios para la limpieza de la piscina. No tendrás que limpiar y purificar el agua con tanta frecuencia y por tanto ahorrarás y tu piscina será más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

–      Menos evaporación de agua. El nivel de agua de la piscina suele descender en primavera, ya que se pierde por evaporación. La cubierta de invierno evitará que baje de forma sustancial ese nivel del agua y por tanto que esté lista con el agua necesaria para el próximo verano.

–      Más seguridad. La lona para piscinas es además un elemento importante de seguridad. Evita que mascotas o personas caigan al agua durante los meses que no se usa. Para ello la lona debe estar bien tensada y anclada con unas buenas sujeciones.

En Toldos Gómez, disponemos de los dos formatos de protección para tu piscina: la cubierta clásica de lona hecha en poliéster,recubierta de PVC gran resistencia y tratamientos especiales para el cuidado del agua, nuestra estrella en lonas de piscina, la cubierta flotante de polietileno, y la de lamas flotantes, entre otras.

Ahora es el momento perfecto para colocar la lona que tu piscina necesita. Si lo haces, el verano que viene lo agradecerás y podrás disfrutar de nuevo de ella como nueva.

Si estás pensando en qué lona es mejor para cubrir tu piscina, no dudes en llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a visitarnos en cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

El verano se acerca y seguro que ya estás pensando en darte un buen chapuzón en tu piscina. Aunque tal vez asocies las lonas y cubiertas para piscina al otoño o al invierno debes saber que existen unas lonas de piscina para la época estival. Son las lonas térmicas que mantienen la temperatura del agua durante la temporada de baño.

Estas lonas o cubiertas también se conocen por el nombre de mantas térmicas o mantas solares. Si quieres proteger tu piscina de agentes externos como mosquitos, ramas, hojas o todo tipo de suciedad debes instalarla durante el verano.

 Además, y lo más importante, esta lona es imprescindible si quieres mantener tu piscina con una climatización óptima. Este sistema evita las pérdidas de calor del agua que se producen durante la noche al bajar mucho la temperatura del agua y conserva siempre la misma temperatura. Otra ventaja: al no colarse suciedad dentro del agua tampoco tendrás que utilizar productos químicos para limpiarla.

 La cubierta de piscina para verano está realizada en tejido isotérmico y además de conservar la temperatura del agua, evita su evaporación. Suele presentarse en forma de lona enrollable con un enrollador para que sea más sencillo abrir y cerrar la lona y usar la piscina a diario en verano, siempre de manera opcional . El enrollador está especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento.

 El material de la lona puede ser de dos tipos:

  • Burbuja/ rafia: se trata de una lámina de polietileno, con burbujas de aire sellado, con un tejido de rafia de polietileno añadido que le aporta mayor resistencia y duración. Con la acción del sol aumenta la temperatura del agua, alargando la temporada de baño. Su cualidad aislante evita la pérdida de calor que en piscinas climatizadas supone un ahorro energético muy importante.
  • Espuma PE: La espuma de polietileno reforzado por un tejido de polietileno adherido le da una gran resistencia y va recubierto por un film de PE. Es un excelente aislante que evita la pérdida de calor. Está especialmente indicado para piscinas climatizadas. Admite bien el doblado y es fácil de enrollar.

La cubierta de piscina se puede dejar instalada durante las noches de verano pero también durante el día. Esto permite elevar la temperatura del agua aprovechando el calor del sol.

La manta térmica para la piscina también se puede complementar con un sistema de climatización como un calentador eléctrico, una bomba de calor o un sistema de climatización con energía solar.  La cubierta es un complemento que convierte en más eficiente cualquiera de estos sistemas y que supone un importante ahorro energético al conseguir una climatización muy efectiva.

Como ves, el sistema de la cubierta de piscina para verano es sencillo y económico. Mantendrá siempre tu piscina a una temperatura ideal para el baño y además evitarás que se ensucie. Ahora que está a punto de comenzar la temporada de verano, es el momento ideal para poner a punto tu piscina con esta cubierta.

Si deseas instalar una lona de piscina este verano no dudes en llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com.También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a visitarnos en cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte, ir a visitarte y ofrecerte una solución a medida de tus necesidades!