Como ya sabes, en TGM-Toldos Gómez tenemos una gran variedad de toldos, desde los más innovadores hasta los más clásicos. Entre estos últimos están nuestros toldos capota. Se trata de un modelo muy retro y con un encanto especial. Allí donde esté, ¡llama la atención! Por ello es muy utilizado en los negocios de hostelería y en los comercios. Te contamos todas sus características.

¿Qué es un toldo capota?

Son un tipo de toldos, generalmente con forma redondeada, que sirven para proteger ventanas o puertas que no sean excesivamente grandes. Su principal característica es que permite individualizar la protección solar. Añadir a modo de curiosidad que se les dio este tipo de nombre por los carritos de bebés, tanto por su forma como por la manera que tienen de plegarse, los que tienen esta posibilidad, que no son todos.

Capotas con pies, fijas o de recoger

Los tres modelos de los que disponemos en Toldos Gómez son marquesinas decorativas que cuentan con una estructura de aluminio diseñada y fabricada a medida. Su aplicación es muy variada, desde cubrir una ventana, hasta realizar un túnel para la entrada de un hotel o restaurante, pasando por una gran capota para la terraza de un bar. Todo esto podemos hacerlo con nuestras estructuras de aluminio tapizadas en lonas plásticas o acrílicas, fabricadas totalmente a tu gusto.

Capota con pies

Hemos seleccionado los mejores materiales para obtener un excelente resultado final. Aluminio para los perfiles y lona recubierta de PVC, ideal para la confección de capotas por su elasticidad y fabricada en exclusiva para TGM. Puede ser de tejido textil de protección solar diseñado para adaptarse a las formas redondeadas o curvas y a las estructuras ligeras; o de Masacril para la lona acrílica.

Capota fija

 Si quieres un toldo con unas lineas más vintage, nuestras capotas son lo que buscas. Como siempre, desde Toldos Gómez  te ofrecemos las mejores soluciones. Así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un email a web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas contar con el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

TGM-Toldos Gómez, ¡mucho más que toldos!

Los toldos y el cine. Sí, esas son dos pasiones que comparten la mayoría de miembros del equipo de TGM-Toldos Gómez. Porque cuando estamos delante de la tele o en la sala de un cine y en pantalla aparece uno de esos objetos a los que día a día damos forma, pues qué vamos a decir, que se nos dibuja una sonrisa, ¡incluso cuando la obra es un bodrio! Amélie, Velvet o El Gran Gatsby, entre otros, tienen escenas donde los toldos se convierten en elementos protagonistas de la parte decorativa. En este post vamos te vamos a hablar de algunas series y películas en las que los toldos tienen presencia.

La primera seguro que la conoces. Y es que Cuéntame, que empezó a emitirse en el año 2001, acaba de cumplir la mayoría de edad con sus 18 temporadas, en las que nos ha contado la historia más reciente de España.

Como puedes ver en la imagen que te mostramos, aparecen los típicos toldos verdes que habitualmente dan cobijo y sirven como elemento publicitario de locales comerciales, en este caso en el humilde barrio en el que transcurre la vida de los protagonistas.

Foto de: Autobild

A continuación, incluimos una imagen de una de las escenas de la serie que recreó el fatídico incendio que hubo en la discoteca Alcalá 20 en 1983. Para la ocasión, se reprodujeron tanto el interior como el exterior del local de ocio nocturno. Y como puedes ver, el toldo capota que se hizo es prácticamente igual al original.

Foto de: Cadena Ser

Foto de: RTVE

Otra serie española que también tuvo un gran éxito fue Velvet, emitida en Antena 3. La serie ambientada en los años 60, gira en torno al amor de los protagonistas en las Galerias Velvet. Una boutique que desborda glamour y elegancia.

El departamento de arte tuvo un trabajo minucioso, cuidando al máximo cada detalle, y reflejando la elegancia de la época recreada. En este caso, los toldos de la fachada del edificio son realmente impresionantes. Además del color granate y el logo de la firma en todo beige, lo que más nos llama la atención es el “faldón” de flecos a juego con el color del logotipo.

Foto de: El Confidencial

Dejamos atrás los años 60 y nos trasladamos a los 20 de El Gran Gatsby. Una película muy impactante gracias a la arquitectura y diseño. Definidos por el estilo “Art Decó”, se caracterizaba por la ostentación y el glamour del antiguo Hollywood. Dicha opulencia ya se puede ver reflejada en el edifico con unas grandes capotas, cuya función principal en esta película es la decorativa. En el exterior, en una parte de la mansión, podemos ver unos toldos con un gran estampado en rayas blancas y rojas a juego con una carpa. Ahí, se demuestra la delicadeza de la época.

Foto de: MusicZine

Si has visto la famosa película de Amélie seguro que recuerdas el “Café des 2 moulins” donde trabajaba la joven protagonista. Uno de los elementos que más lo caracteriza es su toldo en un intenso rojo. A día de hoy, si vas por el barrio de Montmartre puedes disfrutar de un buen café a la sombra.

Foto de: Montmartre

Otra localización muy reconocida es la frutería, que también tiene un toldo con un rojo muy fuerte. Actualmente, este establecimiento sigue abierto, llamando la atención la forma de exponer las frutas y demás productos al público en forma de pirámide. Gracias a su toldo, se protegen del sol o de la lluvia.

Foto de: Svoriginal

Finalmente, vamos a hablar de otro clásico, El Padrino. La película, que gira en torno a los años 40 y la presencia de mafias italianas en América, tiene en diversas escenas la presencia de toldos en sus decorados.

La imagen que te mostramos a continuación pertenece a la secuencia de la boda de la hija de Vito Corleone. La celebración es bajo una carpa con un estampado de rayas verdes para proteger a los asistentes del sol.

Foto de: Cinemelodic

En su secuela, el alma de la película reside en las calles del barrio de Little Italy, al sur de Manhattan. Las calles fueron reconstruidas en un estudio y se puede decir que rozan la perfección.

En la fotografías se puede apreciar la cantidad de toldos y de carpas que hay a lo largo de la calle, algo que es muy característico de este barrio.

Foto de: Huffington

En definitiva, los toldos además de cumplir la función de protección del sol o lluvia, también se adaptan a la parte decorativa, encajando perfectamente con la estética. Seguro que en la próxima película o serie que veas estarás más pendiente de si sale o no algún toldo.