Si estás pensando en colocar un toldo en tu jardín, terraza o local comercial, la solución tiene un nombre propio; nuestro modelo cofre L500. ¿Te preguntas por qué se denomina cofre? El motivo es que cuenta con un sistema que protege la lona y los brazos mecánicos del toldo. Estos quedan ocultos en un cajetín metálico cuando está recogido.

El sistema de los toldos cofre permite que la instalación dure más en el tiempo, que quede protegido de agentes climatológicos adversos y que puedas disfrutar de tu toldo sin limitaciones.

La lona del toldo cofre Tgmbox L500 que se guarda en el cajetín se conserva sin arrugas ni dobleces, perfectamente tensada por lo que una vez abierto de nuevo, el toldo cofre protegerá de forma efectiva contra la lluvia y el viento. Además, es una gran solución estética porque una vez recogido el toldo, tanto la tela como los mecanismos de sujeción se hacen invisibles y quedan ocultos en el cajetín.

Este cajetín se puede integrar estéticamente con la fachada y el entorno, mimetizándose en el mismo color que esa fachada y resultando así, casi imperceptible. Aloja los brazos del toldo para que encaje perfectamente en su interior y el cierre sea perfecto. El cajetín puede colocarse de forma frontal en paredes pero también en el techo. La inclinación del toldo puede variar en función de las necesidades que tengas para tu casa o para tu local.

La regulación de la inclinación de los brazos puede realizarse dentro de un rango que va desde 6º a 90º. Además, el Tgmbox L500 cuenta con los brazos invisibles. Unos brazos más fuertes y resistentes que llevan integrado el sistema de tensión interna Art System, que mejora la transmisión y que consigue superar los 60.000 ciclos frente a los 3.000 exigidos por la actual reglamentación.

Algunas ventajas del toldo cofre L500

Si buscas un toldo con mínimo impacto estético para tu casa o tu local comercial, el L500 es tu toldo ideal. Es elegante, efectivo y discreto y en caso de tiendas o comercios, este tipo de toldos permiten observar los escaparates con comodidad y no restan visibilidad alguna. Puede llevar un faldón lateral en función de las necesidades.

El Tgmbox L500 tiene además una ventaja añadida. Al quedar recogido en una estructura compacta, el toldo está a salvo y permite que te ahorres las operaciones de mantenimiento de los toldos convencionales como la limpieza cada vez que se vuelve a desplegar tras tiempo sin uso.

La tela de tu toldo puede ser muy variada en cuanto a material y diseño, desde lisos y listados en acrílico tintado masa, lona microperforada o tejido plástico (poliéster recubierto de PVC). En nuestro catálogo puedes encontrar una amplia variedad de opciones.

El toldo cofre L500 puede ser manual o, por el contrario, motorizado, o motorizado con mando a distancia o interruptor. En el caso del motorizado,puede ampliar sus prestaciones con sensores para que se recogen y extienden cuando sea necesario, por ejemplo cuando sale el sol se desplegará automáticamente o cuando el viento es fuerte se repliega para protegerse.

Como ves, el Tgmbox L500 es un toldo estético y muy eficaz para el espacio que quieras. Si necesitas más información sobre cómo instalarlo y sobre su precio, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

Es el toldo que lleva por nombre nuestro lugar de origen y por tanto, uno de los emblemas de nuestra marca. El toldo Arzúa es un toldo de brazos invisibles que permite cubrir grandes superficies con multitud de usos y funcionalidades que te contamos en este artículo.

Este toldo es uno de los más comunes para instalar en terrazas, áticos, balcones o también en entradas de locales comerciales. Se trata de un toldo cuya armazón está compuesta por brazos plegables o telescópicos. Estos brazos permiten subir y bajar la lona de forma manual o de forma motorizada. En ambas modalidades los brazos quedan alineados con la lona a lo largo de la misma o bien recogidos y por tanto fuera de la vista, de ahí el nombre de invisibles.

Una vez plegada la lona, la zona queda despejada y libre sin ningún tipo de obstáculo. Los brazos son de aluminio lacado, con gran cantidad de colores a escoger, desde el básico blanco a las ultimas tendencias como son el oxido, sal y pimienta, antracita o nuestros mates.
La confección de este toldo puede hacerse en tela acrilica masacril tintado masa, tejido con un tratamiento especial para los toldos o bien en lona microperforada. La disponiblidad de colores en inmensa.
Tu toldo puede ser todo lo personal que tu decidas, liso, listado, rotulado, impreso… cada cliente un toldo distinto.

  • El mecanismo de accionamiento es de forma manual o bien con un motor y un mando a distancia o interruptor. Como complementos podemos instalar detectores de viento-sol, de sol o de movimiento que permiten accionar el toldo y desplegarlo para protegerse de los rayos solares o recogerlo en caso de fuerte viento que lo pueda dañar.

El toldo Arzúa cuenta con las ventajas del sistema A.R.T. Este sistema va en los brazos del toldo que están provistos de una cinta de 9 hilos de acero inoxidable recubierta de poliamida que evita el rozamiento y la articulación.

El diseño de todas las piezas del Toldo Arzúa sigue unos cánones de formas redondeadas y líneas suaves, por lo que permite conseguir una perfecta integración en todo tipo de entornos y ocultar, al mismo tiempo, los elementos mecánicos de fijación.

Otra de las ventajas del toldo Arzúa es que se instala rápidamente y permite un premontaje en el taller.

Si estás pensado en instalar el toldo Arzúa para protegerte del sol que va a llegar esta primavera y este verano no dudes en contactarnos. En Toldos Gómez estaremos encantados de acudir a donde te encuentres, examinar tu espacio y asesorarte sobre la colocación de tu toldo. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com.

 

 

 

Seguro que se te ha pasado por la cabeza instalar una zona de sombra en tu terraza, jardín, porche o en la fachada de tu negocio. Un toldo es la opción más conocida y sencilla para proteger estos espacios y conseguir un lugar de relajación ahora que se acerca el buen tiempo.

Si te planteas cómo colocar tu toldo desde cero o reparar el que ya tienes y sobre todo cuánto cuesta y cómo se hace todo el proceso, en Toldos Gómez tenemos un sistema que te facilitará la tarea. Tres palabras para definir el proceso: medir, fabricar e instalar. Te lo contamos.

Lo primero es decidir el espacio en el que vas a colocar tu toldo. No es necesario que tomes medidas del espacio o que investigues cuál es la opción que mejor se adapta a tus necesidades. Con una llamada o con dejar algunos datos en nuestra web será suficiente para que lo hagamos por ti.

En Toldos Gómez recibimos y registramos tu petición y todo el proceso se pone en marcha para que tu toldo se convierta en realidad lo antes posible. En esa primera petición tanto por teléfono como en el formulario de nuestra web necesitaremos algunos datos básicos como nombre, email, localidad y teléfono.

En este primer mensaje deberás también explicarnos brevemente qué tipo de toldo estás buscando, si no lo sabes nosotros te podemos asesorar. Además, y para hacer el trabajo más sencillo, puedes adjuntarnos imágenes del espacio, fachada, terraza, jardín para que podamos tener ya una primera impresión y comenzar a trabajar.

En un plazo máximo de dos días, nuestro equipo de especialistas se pondrá en contacto contigo. Si es necesario un técnico se desplazará a donde te encuentres para realizar una medición del espacio donde colocarás el toldo y te ofrecerá un presupuesto sin coste, ni compromiso, así como asesoramiento sobre cuál es el mejor material o el mejor tipo de toldo para colocar en tu lugar, dependiendo de la finalidad y de las funcionalidades que necesites. Además, en caso de locales comerciales, también nos encargamos de la rotulación del toldo con tu marca o logo, un soporte publicitario imprescindible.

Te haremos llegar una oferta, si aceptas este presupuesto el camino para tener tu toldo listo está a punto de acabar con éxito.

Debes saber que tanto la petición de presupuesto como la visita al espacio para tomar las correspondientes medidas no suponen ningún coste para ti.

Como ves, pasar de la idea a materializarla es muy sencillo. Una simple llamada puede cambiar el aspecto de tu casa o de tu local comercial. En Toldos Gómez nos avala nuestro medio siglo de experiencia.

Esta primavera y este verano seguro que necesitas un toldo para algún rincón de tu casa o de tu negocio. En Toldos Gómez estaremos encantados de acudir a donde nos reclames para examinar tus necesidades, tomar medidas y proceder a instalar el toldo adecuado para ti. Solo tienes que ponerte en contacto con nosotros con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com.

¡Te atenderemos encantados!

Un simple toldo es suficiente para proteger y aislar pero con un buen accesorio puede cumplir muchas más funciones. En este post hacemos un repaso por todos los accesorios de Toldos Gómez que pueden dar a tu toldo un aire diferente o una nueva funcionalidad.

Generalmente lo que más se usa en las viviendas particulares e incluso en negocios son los Toldos Cortina. Están diseñados para crear espacios adicionales tanto en el hogar como en la empresa. Se trata de un toldo con caída vertical que se sujeta de distintas formas, atendiendo al lugar donde se coloque o para el uso que este pensado. Lo podemos ver en balcones, porches, terrazas, instalaciones deportivas, grandes superficies, etc. En cuanto a su funcionalidad es muy diversa tanto en el interior como en el exterior. Puede tener la función de cortavientos con o sin ventana, como cortina divisoria de distintos espacios, etc. Además, tenemos dos opciones para el recogimiento del toldo, según su funcionalidad puede ser enrollable o corredera.

El faldón es un elemento complementario al toldo para aumentar el área de sombra y proteger de las inclemencias del tiempo. Se coloca en los laterales del toldo o en el frontal y es desmontable al igual que el toldo. Es un accesorio a medida y personalizado que se coloca una vez que se haya instalado el toldo. Por tanto, se ajusta y acopla al espacio disponible. Puede cubrir todo el espacio lateral o frontal o, por el contrario, solo cubrir una parte sin llegar al suelo. Este modelo parcial es más recomendado para las zonas de mucho viento, ya que este fenómeno puede deteriorar la tela del faldón entero. En el modelo de toldo de brazo extensible, el faldón evita que se vean los brazos desde el frente cuando está recogido.

La motorización es un complemento fundamental que nos facilita el manejo de cualquier toldo. Su objetivo es lograr automatizar su movimiento pero también puede moverse accionando un mando de forma manual. El motor se integra en el eje de enrollamiento del toldo y funciona con alimentación eléctrica. Puede accionarse con mando de pared o con mando a distancia pero la gran ventaja del toldo motorizado es el sistema de automatismo. Es decir, un sensor de movimiento lo acciona para que se extienda o recoja en función de las necesidades y condiciones climatológicas. El sensor se integra en la barra de carga del toldo y lo baja para protegerse del sol cuando está bajo o lo retrae cuando hay mucho viento.

Antes de instalar un sistema motorizado, comprueba que las paredes están en buen estado para soportar este sistema. Los brazos de la estructura deben poder moverse de forma fluida sin torcerse y la tela del toldo ha de ser resistente a las inclemencias del tiempo y fácil de mantener.

Otro accesorio importante para tu toldo es el tejadillo. Se trata de un complemento para toldos que contribuye a la protección y cuidado de cualquier tipo de instalación, ya que, gracias a su estructura, cubre todo el toldo cuando éste está recogido. El tejadillo está formado por dos tapas laterales y un perfil superior al que se le acopla una junta de goma que permite la adaptación a cualquier irregularidad de la pared para asegurar, así, una mayor protección.

Gracias a los accesorios de fijación, se nos permite anclar el Tejadillo directamente a los soportes, a la pared, o también a una barra cuadrada en el caso de instalaciones Monobloc. En cuanto al diseño, sigue unos cánones de formas redondeadas y líneas suaves, con el que se consigue una perfecta integración en todo tipo de entornos.

Se puede utilizar en cualquier toldo que no sea tipo cofres, es decir lo podemos instalar en un modelo Arzúa, Xacobeo o en el Toldo Lavacolla, entre otros. 

Si necesitas cualquiera de estos accesorios para tu toldo, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

 

Clásicos, planos, rectos, capota, cofres, invisibles, verticales… En Toldos Gómez tenemos tantos toldos como espacios te puedas imaginar para estar a la sombra o protegido. En este blog te vamos a explicar para qué espacio debes usar cada toldo y todos los usos que le puedes dar.

  • Toldos clásicos. Son los toldos que usan el sistema tradicional de fijación. Tienen brazos frontales abatibles y tres posibilidades de fijación: frontal, a techo y entre paredes. Este tipo de toldos clásicos suelen emplearse a menudo en locales comerciales de pequeñas dimensiones para dar la bienvenida a los clientes. El toldo clásico en Toldos Gómez puede ser de dos tipos: antica y punto recto.
  • Toldos rectos. El toldo de punto recto, llamado así por su brazo abatible recto, se puede usar para colocar en balcones o terrazas además de para locales comerciales. La estructura del punto recto ofrece una muy buena resistencia al aire, además de permitir graduar en todo momento la entrada de luz en la vivienda o el local.
  • Toldos planos. Es el tipo de toldo perfecto para terrazas, jardines o patios que queramos mantener protegidos. Puede colocarse en forma de glorieta, en módulos para cubrir grandes espacios, combinado con toldos verticales etc. El toldo plano por excelencia de Toldos Gómez es el toldo Umia. El Umia es ideal para este tipo de espacios y las columnas que lo sujetan son estéticas, prácticas, resistentes y le dan una gran estabilidad.
  • Toldos verticales. Este tipo de toldos te ofrecen protección y privacidad a partes iguales. Protegen de corrientes de aire molestas, miradas indiscretas o la entrada de los rayos solares bajos. Es ideal para porches o terrazas o para la entrada de tu hogar. En Toldos Gómez tenemos el modelo Electra que actúa como cortina y es una alternativa ideal si no puedes instalar un toldo de fachada tradicional.
  • Toldos invisibles. Los toldos invisibles son aquellos que permiten cubrir una superficie sin que los brazos queden a la vista. Permiten cubrir grandes dimensiones sin necesidad de columnas o guías. Los toldos invisibles se pueden usar para balcones, patios, terrazas, ventanas, frentes de locales comerciales… En Toldos Gómez tenemos una amplia variedad de toldos de brazo invisible como los modelos Arzúa, Lavacolla o Xacobeo.
  • Toldos cofre. Este tipo de toldos se caracterizan por ofrecer una protección total de la tela y la estructura del toldo en su posición cerrada. La tela y los brazos del toldo quedan perfectamente protegidos de la intemperie, del polvo, de la contaminación, del sol y de la lluvia.
  • Toldos capota. Son un tipo de toldos, con diferentes formas, que sirven para proteger ventanas o puertas o fachadas completas. Su principal característica es que permite individualizar la protección solar. Se les llama así por los carritos de bebés,aunque pueden plegar como estos, normalmente son estructuras fijas. Los toldos capota son ideales para entradas y escaparates de pequeños locales comerciales con aire vintage, o pequeñas tiendas tradicionales o cualquier otro tipo de negocio.
  • Dentro de la modalidad de toldos capota, están las marquesinas que también tenemos en Toldos Gómez fabricadas a medida y con estructura de aluminio. Su aplicación es muy variada, desde cubrir una ventana, hasta realizar un túnel para la entrada de un hotel o restaurante, pasando por una gran capota para la terraza de un bar.

Como ves, existe un toldo diferente y adaptado a cada espacio de tu hogar o de tu local sin importar cómo sea este espacio.  En Toldos Gómez además los diseñamos a medida y los instalamos siempre según tus necesidades.

Si estás pensado en instalar uno esta primavera o verano, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

Un toldo para tu casa, otro para tu negocio, una buena lona para proteger la mercancía de tu camión, otra para cubrir de forma segura tu instalación agrícola, industrial o tu pabellón deportivo. Si tienes algunas de estas necesidades en tu día a día, en Toldos Gómez estás a tan solo un click de solucionarlas. Te explicamos cómo.

En nuestra nueva web hemos puesto a disposición un servicio personalizado para ayudarte a encontrar el toldo o la lona más adecuada según tus necesidades. Nos encargamos de todo el proceso para que la elección e instalación del producto sean lo más sencillas posibles.

En el caso de que necesites un toldo para tu hogar o local comercial, solo tienes que dejarnos algunos datos básicos en el formulario que encontrarás en la “home” de nuestra web, tales como nombre, email, localidad y teléfono. Explícanos en un breve mensaje qué tipo de toldo necesitas y también puedes adjuntar imágenes del espacio o fachada.  En un plazo máximo de dos días, nuestro equipo de especialistas se pondrá en contacto contigo. Un técnico se desplazará a donde te encuentres para realizar una medición del espacio donde colocarás el toldo y te ofrecerá un presupuesto sin coste, ni compromiso. La siguiente fase es la fabricación del toldo que culminará con la instalación en tu hogar o en tu establecimiento. De lo virtual a lo real de forma muy sencilla y con el aval de nuestro medio siglo de experiencia en la fabricación de toldos.

Esta misma experiencia nos respalda en la elaboración de lonas para transporte. Si tienes un camión u otro tipo de vehículo que necesite una lona, los pasos para conseguirla son muy simples. En la web también encontrarás un formulario con los mismos datos básicos que enumeramos antes. Puedes adjuntarnos una fotografía de tu vehículo y una descripción de la lona que necesitas para asegurar tu carga. En breve recibirás una respuesta de nuestro equipo técnico. Recuerda además que dispondrás de asistencia y reparación de la lona de tu vehículo en las cuatro localidades de nuestros centros (Arzúa, Santiago, Lalín y Bergondo). No importa cómo sea tu vehículo porque tenemos soluciones en lona para cada uno, desde pvc alimentario, lona antivandálica, normativa XL etc.

Por último, si lo que necesitas es una protección específica para una instalación industrial, también la tenemos. Los pasos son los mismos, cubrir el formulario, decirnos brevemente lo que necesitas con imágenes de tu instalación y del resto nos encargamos nosotros. Nos adaptamos al espacio sin importar sus características. Podemos fabricar tu lona técnica con una amplia variedad de materias primas y presentarte el diseño que necesites personalizado. Desde nuestra oficina técnica se encargarán de todo el proceso para que tu lona quede perfectamente adaptada a tu espacio.

Como ves, acceder a toldos y lonas a medida para tu local, espacio de trabajo o vehículo está ahora un poco más cerca. Dinos lo que necesitas y en breve será una realidad. Y si aún te queda alguna duda, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!