Clásicos, planos, rectos, capota, cofres, invisibles, verticales… En Toldos Gómez tenemos tantos toldos como espacios te puedas imaginar para estar a la sombra o protegido. En este blog te vamos a explicar para qué espacio debes usar cada toldo y todos los usos que le puedes dar.

  • Toldos clásicos. Son los toldos que usan el sistema tradicional de fijación. Tienen brazos frontales abatibles y tres posibilidades de fijación: frontal, a techo y entre paredes. Este tipo de toldos clásicos suelen emplearse a menudo en locales comerciales de pequeñas dimensiones para dar la bienvenida a los clientes. El toldo clásico en Toldos Gómez puede ser de dos tipos: antica y punto recto.
  • Toldos rectos. El toldo de punto recto, llamado así por su brazo abatible recto, se puede usar para colocar en balcones o terrazas además de para locales comerciales. La estructura del punto recto ofrece una muy buena resistencia al aire, además de permitir graduar en todo momento la entrada de luz en la vivienda o el local.
  • Toldos planos. Es el tipo de toldo perfecto para terrazas, jardines o patios que queramos mantener protegidos. Puede colocarse en forma de glorieta, en módulos para cubrir grandes espacios, combinado con toldos verticales etc. El toldo plano por excelencia de Toldos Gómez es el toldo Umia. El Umia es ideal para este tipo de espacios y las columnas que lo sujetan son estéticas, prácticas, resistentes y le dan una gran estabilidad.
  • Toldos verticales. Este tipo de toldos te ofrecen protección y privacidad a partes iguales. Protegen de corrientes de aire molestas, miradas indiscretas o la entrada de los rayos solares bajos. Es ideal para porches o terrazas o para la entrada de tu hogar. En Toldos Gómez tenemos el modelo Electra que actúa como cortina y es una alternativa ideal si no puedes instalar un toldo de fachada tradicional.
  • Toldos invisibles. Los toldos invisibles son aquellos que permiten cubrir una superficie sin que los brazos queden a la vista. Permiten cubrir grandes dimensiones sin necesidad de columnas o guías. Los toldos invisibles se pueden usar para balcones, patios, terrazas, ventanas, frentes de locales comerciales… En Toldos Gómez tenemos una amplia variedad de toldos de brazo invisible como los modelos Arzúa, Lavacolla o Xacobeo.
  • Toldos cofre. Este tipo de toldos se caracterizan por ofrecer una protección total de la tela y la estructura del toldo en su posición cerrada. La tela y los brazos del toldo quedan perfectamente protegidos de la intemperie, del polvo, de la contaminación, del sol y de la lluvia.
  • Toldos capota. Son un tipo de toldos, con diferentes formas, que sirven para proteger ventanas o puertas o fachadas completas. Su principal característica es que permite individualizar la protección solar. Se les llama así por los carritos de bebés,aunque pueden plegar como estos, normalmente son estructuras fijas. Los toldos capota son ideales para entradas y escaparates de pequeños locales comerciales con aire vintage, o pequeñas tiendas tradicionales o cualquier otro tipo de negocio.
  • Dentro de la modalidad de toldos capota, están las marquesinas que también tenemos en Toldos Gómez fabricadas a medida y con estructura de aluminio. Su aplicación es muy variada, desde cubrir una ventana, hasta realizar un túnel para la entrada de un hotel o restaurante, pasando por una gran capota para la terraza de un bar.

Como ves, existe un toldo diferente y adaptado a cada espacio de tu hogar o de tu local sin importar cómo sea este espacio.  En Toldos Gómez además los diseñamos a medida y los instalamos siempre según tus necesidades.

Si estás pensado en instalar uno esta primavera o verano, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

Aunque la finalidad principal de un toldo es siempre la misma; protegernos del sol y ofrecer sombra, existen diferencias según el lugar al que lo destinemos. No es lo mismo elegir e instalar un toldo para la entrada de tu casa que para tu local comercial. Hay algunas diferencias básicas que deberás conocer antes de decidirte por uno o por otro.

  • El tamaño. La entrada de una casa suele ser, por lo general, más pequeña que la entrada de un local comercial y por tanto el toldo para cubrirla también será distinto. Para los hogares, ya sea entradas o terrazas suele usarse el toldo extensible con brazos que no se aprecian desde fuera. Para entradas como las de una tienda con su escaparate se usan estos toldos pero también el toldo recto.Tiene un sistema de brazos abatibles. Es cómodo de instalar y fácil de usar tanto en comercios como en terrazas.
  • La forma. Estamos a acostumbrados a ver los mismos toldos en casi todas partes pero los locales comerciales también admiten otras formas. Por ejemplo, las formas redondeadas de las capotas, especialmente diseñados para locales y fáciles de recoger y abrir según las necesidades.
  • La finalidad. Aunque la protección del sol o de fenómenos climatológicos es la principal finalidad de los toldos, en el caso de los locales comerciales existe un objetivo distinto: la publicidad. El toldo de un establecimiento es un soporte publicitario para difundir los valores corporativos a través de su logo, slogan, imagen etc.
  • Un uso adicional. Por lo general, el toldo en locales comerciales se instala para las funciones de protección solar pero en casa de una terraza el toldo habilita un nuevo espacio donde poder comer o realizar actividades de forma protegida.
  • En un local comercial el uso de toldos y lonas admite más variedad que en una vivienda particular. Por ejemplo, puedes instalar cortinas transparentes correderas, cerramientos de terrazas para bares, marquesinas para hoteles y un largo etcétera.

Ahora que tienes claras las diferencias entre toldos comerciales y particulares, en TGM-Toldos Gómez te ayudamos a elegir e instalar el tuyo tanto en tu casa como en tu hogar. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 13 22 33, a través del e-mail web@toldosgomez.com o rellenando este formulario. Nuestro equipo de profesionales te asesorará para la instalación del toldo que mejor se adapte a tus necesidades.

Toldos para negocios.

Se acerca la primavera, momento de desplegar de nuevo el toldo para dar la bienvenida a la nueva estación y, de paso, a tus clientes. Si tienes un negocio, esta es la época del año perfecta para revisar el estado  de tu toldo y sobre todo para plantearte un cambio o renovación de imagen. Te contamos algunas razones por las que renovar tu toldo o instalarlo, en caso de que no lo tengas ya, será un gran acierto para tu marca o empresa.

  • Identidad visual. El toldo es un elemento fundamental para ayudar a definir tu identidad corporativa. Puedes optar por el color que identifica tu marca para usarlo también en tu toldo. Además, tu nombre o logo estará bien visible y será un reclamo publicitario más. Asegúrate pues de que tu toldo vaya acorde a tu imagen y que las letras sean legibles y visibles desde cualquier punto.

 

  • Una buena bienvenida. Renovar el toldo de tu negocio puede ser una gran oportunidad para elegir el más adecuado con la entrada de tu local comercial. Lo ideal es que esté bien integrado en la fachada y que invite a entrar. Recuerda que la primera impresión es importante y no hay más que una oportunidad para causar esa  buena impresión. 
  • Escaparates protegidos. Un buen toldo garantiza la protección contra cualquier fenómeno climatológico. Para esta época de primavera-verano, el toldo también protegerá tu escaparate de los molestos rayos de sol que pueden decolorar y deteriorar los productos de ese escaparate. De paso, invitará a tus clientes a ojear el escaparate con más calma y claridad sin las molestias de los impertinentes rayos solares.
  • Un toldo para cada estilo. No importa cómo sea la fachada de tu negocio. Si la proteges con un toldo podrás elegir entre los más comunes toldos verticales, capotas (muy habituales en hoteles, en tiendas de ropa o complementos, en peluquerías o en bares) e incluso marquesinas para dar a tus clientes un recibimiento de lujo.

Para conseguir que esos clientes se fijen en tu negocio, entren y te elijan, no dudes en llamarnos. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902 13 22 33, a través del e-mail web@toldosgomez.com o rellenando este formulario. Nuestro equipo de profesionales te asesorará para la instalación del toldo que mejor se adapte a tus necesidades.

Los cafés literarios de París con sus terrazas llenas de historias no se entenderían sin sus toldos capota, tampoco las grandes marcas de la Quinta Avenida de Nueva York serían iguales sin sus elegantes entradas y su nombre impreso en su toldo. ¿Y qué hay de los grandes hoteles del mundo con sus entradas majestuosas y sus alfombras rojas para eventos inolvidables siempre al abrigo de una elegante marquesina? Tampoco te podrías imaginar un verano sin esas ciudades levantinas con sus edificios repletos de toldos amarillos. Hoy en Toldos Gómez queremos hacer un repaso por el mundo subidos a los toldos más representativos de cada lugar. ¿Nos acompañas?

Comenzamos saltando el charco, concretamente en dos lugares emblemáticos de Estados Unidos. La ciudad de Nueva York, un icono que con solo nombrarlo, nos trae a la cabeza esas entradas de grandes edificios comerciales que hemos visto en muchas películas. Muchas de las grandes firmas de la Quinta Avenida dan la bienvenida a sus clientes con el nombre impreso en un elegante toldo.

Es una ciudad plagada de pequeños supermercados de barrio y todos tienen también su toldo. Comer en la calle es un ejercicio habitual y podemos ver además muchas sombrillas tanto en puestos callejeros de comida como en plazas o parques para que los ajetreados ciudadanos o turistas hagan un “break” a la sombra. Además y como particularidad, en muchos edificios los toldos no solo están en la planta baja, también en las ventanas del primero o segundo piso. También nos vienen a la mente todos esos edificios de viviendas u hoteles con entradas flanqueadas por una marquesina que ocupan parte de la acera a modo de pasillo.

Y de Nueva York, nos vamos a la capital de Estados Unidos. Washington y sus barrios residenciales con casas familiares coloridas, sus escaleras y sus porches, muchos de ellos cubiertos con toldos. Son vecindarios en los que te puedes encontrar una cafetería de lo más “cool” a la vuelta de la esquina en la que no falta tampoco su toldo.

Si damos otro salto, llegamos a Asia y allí nos paramos en dos ciudades. Por un lado la isla de Hong Kong, con un gran atractivo turístico y edificios de vértigo. Miles de puestos callejeros se amontonan en sus calles y todos están protegidos por toldos o sombrillas siempre visibles y útiles para proteger la comida y a los turistas de algún chaparrón inesperado.

Y de Hong Kong, pasamos a Japón, en concreto Tokio, con calles no menos bulliciosas y llenas de impactos publicitarios donde los toldos están presentes en cada pequeña tienda o local de comidas. No nos olvidamos de hacer una pequeña parada turística en Tailandia, con sus cabañas flotantes sobre el río y sus toldos con materiales más artesanales como paja o madera para protegerse del sol en este paraíso.

Volvemos a Europa para recorrer ciudades más familiares donde los toldos son señas de identidad. Es el caso de París con sus capotas como entrada de cualquier pequeña pastelería o librería en cualquier calle y los cafés con sus toldos y sus terrazas que forman parte del ADN de la ciudad de la luz.

Y acabamos en España, en concreto en Valencia que, como cualquier ciudad levantina, combate el sol con sus característicos toldos amarillos o verdes en los edificios de apartamentos cercanos a la playa, icono ya de su paisaje urbanístico. Igualmente en la calle, plagada de terrazas, no pueden faltar unas buenas sombrillas para protegernos del potente sol los meses de verano.

Estés en el lugar del mundo en el que estés, el viaje siempre será memorable si te acompaña un buen toldo.

 

 

 

 

 

 

Cubrir grandes superficies puede ser una tarea complicada para los toldos más comunes. La complejidad por la altura o la dimensión requiere una solución más específica para este tipo de espacios. Esa solución se llama toldos planos motorizados. Son ideales para grandes construcciones que necesitamos cubrir como patios de hoteles o centros comerciales, terrazas, lucernarios, museos u otro tipo de edificios históricos.

Un toldo plano de grandes dimensiones es un toldo que consta con un sistema de recogida y despliegue motorizado para facilitar su uso. Se acciona con un mando a distancia y permite así abrir y cerrar el toldo en función de las necesidades.

De este modo evitan la entrada de rayos de sol, calor excesivo, lluvia y otros fenómenos meteorológicos, dejando siempre pasar la luz. Los toldos planos motorizados suelen ayudar al reducir el consumo de energía ya que regulan la misma en el interior y por tanto no es necesario activar aire acondicionado o calefacción con la misma intensidad.

Se trata de una solución ideal para grandes espacios que de otro modo no podrían usarse para fines como eventos u hostelería. Además tienen la ventaja de ser motorizados y de accionarse con mando a distancia o con una tableta o incluso con tu Smartphone. Y pueden regularse la cantidad de espacio que se cubre o se deja abierto a través de este sistema.

Lo más aconsejable es que un experto de Toldos Gómez valore el espacio a cubrir con el toldo y la posibilidad de motorizarlo. Nuestros profesionales pueden desplazarse al lugar que desees y ofrecerte una solución a tu medida. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Estaremos encantados de asesorarte!

El material del que está hecho tu toldo es vital para garantizar una buena protección. Habitualmente los toldos están hechos de lona pero no todas las lonas son iguales. Existen diferentes variedades con usos y características diferentes que hoy os queremos contar.

Por un lado tenemos la lona acrilica que puede ser ignífuga (resistente al fuego ) o no, resinada o no. La lona resinada aguanta mejor el agua pero no se puede personalizar con rotulación.
En cuanto a lonas de pvc, existen variedades con diferentes gramajes, pueden ser ignífugas o no, opacas o no. En esta categoría están también las lonas de pvc transparente con distintas caracterísiticas. Se suelen usar para la confeccion de las ventanas en los toldos para cerramientos laterales y frontales asi como para carpas.

No podemos olvidarnos de la lona microperforada que deja pasar el agua. Se trata de un tipo de lona de gran estabilidad dimensional: no se afloja, no se deforma, no forma bolsas y resiste al desgarro y al pliegue. Es muy resistente, ideal para estores de grandes dimensiones, incluso en exterior.  La armadura del textil es de hilos de poliéster de alta tenacidad que garantizan un alto nivel de solidez. Además es  poco voluminosa, con una gran facilidad para enrollarse y un mantenimiento sencillo.

Por otra parte tenemos el TgmScreen. Son tejidos técnicos diseñados para el control de la radiación solar y están fabricados a partir de hilos de poliéster recubiertos de pvc. Es una solución perfecta para una gran variedad de cortinas de interior y exterior, así como, para toldos y elementos de sombreo. Filtran la luz solar, incrementan el nivel de privacidad permitiendo la visión del exterior y contribuyen al ahorro energético al reducir el consumo de aire acondicionado y calefacción. Este tipo de material también evita que los tejidos interiores como tapicerías o moquetas se decoloren.

Por último no debemos olvidar la lona tándem de material acrílico que se combina para la fabricación de otros toldos y para tapizar muebles de exterior y crear espacios armónicos en cuanto a color y tejidos.

En Toldos Gómez te ofrecemos las mejores soluciones con nuestros productos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!