Los vehículos de mercancías son a menudo objeto de robos y actos vandálicos que acaban con la sustracción de la carga que transportan y con la lona rota. Si conduces o posees camiones de mercancías es vital asegurar la protección de su contenido y nada mejor para hacerlo que con una lona antivandálica de Toldos Gómez. Te explicamos qué es y las razones para instalar una cuanto antes.

  • Un gran sistema antirrobo. Las lonas antivandálicas para camiones llevan un sistema de malla confeccionado con cable de acero galvanizado de 1.5 mm de diámetro, cubierto por una banda de PVC de 25 mm de ancho.
  • Este entramado de malla suele ser de 16 x 16 cm y se confecciona según las necesidades del cliente, para un camión botellero o para un corredera. La malla ocupa la superficie que se necesite en función de su uso, aunque no es recomendable que sea inferior a 200 cm aproximadamente,influyendo la altura del camión. El sistema de recogida es por plegamiento y se desliza mediante riel superior y ruedas. Este sistema impide que la lona pueda ser cortada y por tanto evitar que se produzca el robo de la mercancía que transporta el camión. Se suelen usar para proteger mercancías del sector industrial, agrícola o minero.

  • Evita vuelcos de mercancía. En caso de que se produzca un vuelco del camión, la mercancía estará a salvo con este tipo de lona ya que existe una mayor resistencia. De este modo, la mercancía no caerá en el momento en el que el camión vuelque.
  • Es un sistema de promoción. Además de una función práctica para evitar robos, la lona siempre funciona como un gran escaparate publicitario y en movimiento de la marca, que viaja por todo el mundo.
  • Fabricación a medida. Cada vehículo es diferente y por eso cada lona antivandálica se fabrica a medida para que se adapte totalmente al remolque o a la carrocería sea cual sea la forma y asegurando siempre la protección de la carga.
  •  Reparación sencilla. Otra de las ventajas de la lona antivandálica es que puede ser reparada de forma fácil en caso de ataque o rotura, a pesar de que lleve la malla.

La inversión en un buen sistema de seguridad para evitar sorpresas y pérdidas económicas es vital. La lona antivandálica garantiza la total protección de tu camión y de la carga. En Toldos Gómez te ofrecemos asesoramiento personalizado sobre nuestras lonas para que encuentres la solución a tu medida. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

 

 

Asegurar la protección y la tranquilidad para transportistas es uno de los objetivos de Toldos Gómez con sus lonas para grandes camiones. Se trata de materiales adaptados a las normativas vigentes para certificar la seguridad de las mercancías.

Los camiones de lona o corredera son el tipo de tráiler más habitual. Su semirremolque se encuentra cubierto con lona por arriba y por los laterales que pueden ser retiradas, lo que le aporta comodidad para realizar cargas y descargas. Puede adaptarse a una gran cantidad de materiales pero está especialmente indicado para el transporte de productos que resultan difíciles de cargar.

Para circular por territorio español, se hizo una modificación en el Reglamento General de Vehículos, aprobando la introducción de los megacamiones en nuestro país, esto es, los conjuntos de vehículos en configuración euromodular compuestos por más de 6 ejes, y hasta 60 toneladas de MMA y 25,25 metros de longitud.

Esta nueva regulación establece que para la circulación de los megacamiones se exija previamente obtener una autorización especial expedida por la Dirección General de Tráfico (o por los Departamentos de Tráfico de Cataluña y País Vasco para transportes que se desarrollen íntegramente en dicha Comunidades Autónomas) en la que se establecen las condiciones de circulación de dicho transporte, de las que cabe destacar las siguientes:

  • La autorización habilita para transportar cualquier tipo de mercancía, con la excepción del transporte de mercancías peligrosas.
  • La autorización establece el itinerario por el que debe circular el megacamión, el cual se realiza preferentemente por autopistas y autovías, ya que sólo se permite la circulación por carreteras convencionales siempre que el recorrido por estas no supere los 50 kilómetros y sea como consecuencia de que se realiza el inicio o destino del viaje. La autorización de circulación sólo se concederá si el recorrido total supera los 150 kilómetros.
  • El vehículo motor debe corresponder a determinada categoría medioambiental Euro, y debe ir equipado con determinados elementos de seguridad (suspensión neumática, avisadores de cambio de carril, etc.).
  • La velocidad máxima autorizada es la misma que la establecida en la actualidad para los restantes vehículos de transporte pesado, esto es, 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en carreteras convencionales.
  • El conjunto del vehículo lleva obligatoriamente un sistema de señalización de advertencia para el resto de usuarios de la vía, en concreto mediante señales luminosas o rotativos en todo su contorno, así como portando la señal de vehículo largo en su parte posterior con la nomenclatura “XL” identificativa de su mayor dimensión.

Además también existe la normativa europea 12642 XL sobre seguridad de carga que obliga a los transportistas a adaptar sus vehículos y lonas para poder circular, cargar y descargar con toda tranquilidad por Europa en países como Alemania, Bélgica y Holanda. Esta normativa regula lo relativo a la sujeción de la mercancía en transporte por carretera, en vehículos de más de 3,5 toneladas de masa máxima autorizada (MMA). Incluye la norma UNE-EN 12641-2 en cuanto a la resistencia de las lonas laterales.

Las lonas de Toldos Gómez para este tipo de camiones están homologadas según las normativas citadas y además se fabrican para distintas carrocerías reforzadas, sometidas a ensayo y etiquetadas conforme a las normas.

Para confirmar esa seguridad, las lonas expedidas por Toldos Gómez llevan certificado de homologación. Cada lateral va marcado con una etiqueta que acredita el cumplimiento de estas normas.

Estas lonas de camión se fabrican con máquinas de corte asistido por ordenador y máquinas de soldar por alta frecuencia con el tamaño adecuado para el procesamiento de las lonas más grandes.

Se emplea para su fabricación poliéster de alta tenacidad con revestimiento de policloruro de vinilo (PVC) de 900 gramos por metro cuadrado, lacado por ambas caras. Para su sujeción se usa rulina remachada o soldada a la lona, para el despliegue y recogimiento de la misma un sistema de amarre compuesto por tensores excéntricos con seguro de cierre fabricados en acero, cinta de 50mm confeccionada en polipropileno y gancho plano de acero inoxidable y un gancho plano de acero inoxidable que actúa como elemento de fijación del sistema tensor-correa.

Además de la seguridad, las lonas para camiones pueden tener un uso publicitario. Son un auténtico escaparate móvil en movimiento por las carreteras europeas. La marca puede ir impresa en la lona de forma digital para recorrer kilómetros y mostrarse por diferentes ciudades de Europa.

Si necesitas una de nuestras lonas adaptada a tus necesidades, en TGM-Toldos Gómez te ofrecemos las mejores soluciones a medida, asesorándote sin compromiso. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

 

Están pensadas para el transporte y la elevación del material de trabajo en la industria. Las bolsas portaherramientas permiten moverlo de forma segura y  evitar accidentes. En el post de hoy os queremos contar las claves de estas bolsas que permiten trabajar con las máximas garantías de seguridad.

Evitan deterioro y rotura del material. Estas bolsas portaherramientas impiden que la humedad ataque al material y que se rompa en los momentos de traslado por posibles caídas.

Resistencia y elasticidad. Este tipo de bolsas multiusos suelen estar confeccionadas con PVC, un material muy elástico y resistente a altas temperaturas. Al ser tan resistentes también se evita que puedan ser perforadas por herramientas y elementos punzantes y el desgaste habitual por impactos y caídas.

Formas diferentes. Las bolsas portaherramientas pueden ser de formas distintas. Por un lado, tenemos las rectangulares en forma de prisma y con dos anillos que funcionan como puntos de suspensión. Están realizadas conpoliéster de alta tenacidad recubierto por una red de PVC con un su sistema de cierre compuesto por un cordón de 5 mm de diámetro y hebilla metalizada. Este tipo de bolsas se suelen utilizar para izar y trasladar material de trabajo hasta las zonas de operación.  Existen otras bolsas rectangulares pero con cuatro asas que funcionan como puntos de suspensión  unidas a la lona mediante cintas de color naranja de alta resistencia. Son en su totalidad de poliéster de alta tenacidad recubiertas por una red de PVC, muy eficaz frente a cortes, desgarro, perforaciones y desgaste superficial.

Además de las rectangulares están las circulares. Las bolsas de elevación CT tienen un tablero prensado hidrófugo de 1cm de grosor en su base, recubierto de papel impregnado con resinas melamínicas. Son especialmente resistentes a ambientes húmedos y a altas temperaturas. Para mantener su forma cilíndrica incorporan en su parte superior un aro cilíndrico que le da consistencia. La bolsa se completa con una tapa de lona con un cómodo sistema de cierre por medio de un cordón macizo.

Entre las circulares está también el modelo CST, de igual características que la anterior pero sin tapa de cierre.

Y finalmente dentro de esta categoría está la bolsa multiusos CAC. Ha sido diseñada como accesorio de elevación y transporte hasta zonas de operación de diverso material de trabajo, garantizando en todo momento la seguridad tanto de los usuarios como de los elementos transportados.

Etiquetado: Parte de nuestras sacas, en medidas especificas , están homologadas y cuentan con etiquetado CE.

Personalización. Las bolsas portaherramientas de Toldos Gómez ofrecen la posibilidad de personalización insertandologotipos y emblemas. También están disponibles en una amplia gama de colores.

Si tienes alguna duda sobre qué bolsa portaherramientas necesita para tu negocio, en Toldo Gómez te la resolvemos. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com.

Si trabajas a menudo con cargas pesadas, seguro que en tu día a día no faltan las eslingas. Se trata de cintas especialmente diseñadas para sujetar o elevar de forma cómoda y segura materiales en centros de trabajo, trabajos exteriores o transporte.

En Toldos Gómez somos fabricantes y contamos con productos homologados y etiquetados conforme a la norma. Para elaborar nuestros productos, sólo confiamos en los fabricantes con más prestigio del sector con el fin poner el mejor producto confeccionado a su disposición.

En función del tipo de trabajo o carga puedes usar un tipo de eslinga u otro. Básicamente existen dos finalidades: elevación y trincaje. Para elevación se usan eslingas con extremos en forma de ojal que permiten elevar y manejar la carga en distintas posiciones con ayuda de una grúa. Tendremos muy en cuenta la carga de trabajo límite requerida en este tipo de cintas. Para el trincaje se usan con accesorios que permitan la sujeción de cargas.

Las cintas de trincaje no se pueden usar para elevación y viceversa. Siempre debemos seleccionar la eslinga en función de las necesidades y de la carga que queremos mover. Por ejemplo, si la usamos para amarre, debemos tener en cuenta tanto la carga a asegurar como la capacidad de amarre que requiere. No debemos olvidar factores como el tamaño, peso y forma de la carga así como el método de uso previsto y el medio de transporte.

Es muy importante que la eslinga tenga la resistencia necesaria en función de la carga para evitar así posibles roturas o accidentes. Una eslinga tiene más de un uso, de hecho, puede usarse tantas veces como lo permita su vida útil pero es necesario tener en cuenta algunos consejos de mantenimiento para alargar esa vida útil. Es imprescindible revisarla antes de su utilización y comprobar que no presenta zonas rotas o descosidas.

Si todavía te queda alguna duda sobre las eslingas, su uso y su colocación, en Toldos Gómez tenemos asesores que te ayudarán a elegir la mejor. No dudes en ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. Estaremos encantados de asesorarte.

 

Los cafés literarios de París con sus terrazas llenas de historias no se entenderían sin sus toldos capota, tampoco las grandes marcas de la Quinta Avenida de Nueva York serían iguales sin sus elegantes entradas y su nombre impreso en su toldo. ¿Y qué hay de los grandes hoteles del mundo con sus entradas majestuosas y sus alfombras rojas para eventos inolvidables siempre al abrigo de una elegante marquesina? Tampoco te podrías imaginar un verano sin esas ciudades levantinas con sus edificios repletos de toldos amarillos. Hoy en Toldos Gómez queremos hacer un repaso por el mundo subidos a los toldos más representativos de cada lugar. ¿Nos acompañas?

Comenzamos saltando el charco, concretamente en dos lugares emblemáticos de Estados Unidos. La ciudad de Nueva York, un icono que con solo nombrarlo, nos trae a la cabeza esas entradas de grandes edificios comerciales que hemos visto en muchas películas. Muchas de las grandes firmas de la Quinta Avenida dan la bienvenida a sus clientes con el nombre impreso en un elegante toldo.

Es una ciudad plagada de pequeños supermercados de barrio y todos tienen también su toldo. Comer en la calle es un ejercicio habitual y podemos ver además muchas sombrillas tanto en puestos callejeros de comida como en plazas o parques para que los ajetreados ciudadanos o turistas hagan un “break” a la sombra. Además y como particularidad, en muchos edificios los toldos no solo están en la planta baja, también en las ventanas del primero o segundo piso. También nos vienen a la mente todos esos edificios de viviendas u hoteles con entradas flanqueadas por una marquesina que ocupan parte de la acera a modo de pasillo.

Y de Nueva York, nos vamos a la capital de Estados Unidos. Washington y sus barrios residenciales con casas familiares coloridas, sus escaleras y sus porches, muchos de ellos cubiertos con toldos. Son vecindarios en los que te puedes encontrar una cafetería de lo más “cool” a la vuelta de la esquina en la que no falta tampoco su toldo.

Si damos otro salto, llegamos a Asia y allí nos paramos en dos ciudades. Por un lado la isla de Hong Kong, con un gran atractivo turístico y edificios de vértigo. Miles de puestos callejeros se amontonan en sus calles y todos están protegidos por toldos o sombrillas siempre visibles y útiles para proteger la comida y a los turistas de algún chaparrón inesperado.

Y de Hong Kong, pasamos a Japón, en concreto Tokio, con calles no menos bulliciosas y llenas de impactos publicitarios donde los toldos están presentes en cada pequeña tienda o local de comidas. No nos olvidamos de hacer una pequeña parada turística en Tailandia, con sus cabañas flotantes sobre el río y sus toldos con materiales más artesanales como paja o madera para protegerse del sol en este paraíso.

Volvemos a Europa para recorrer ciudades más familiares donde los toldos son señas de identidad. Es el caso de París con sus capotas como entrada de cualquier pequeña pastelería o librería en cualquier calle y los cafés con sus toldos y sus terrazas que forman parte del ADN de la ciudad de la luz.

Y acabamos en España, en concreto en Valencia que, como cualquier ciudad levantina, combate el sol con sus característicos toldos amarillos o verdes en los edificios de apartamentos cercanos a la playa, icono ya de su paisaje urbanístico. Igualmente en la calle, plagada de terrazas, no pueden faltar unas buenas sombrillas para protegernos del potente sol los meses de verano.

Estés en el lugar del mundo en el que estés, el viaje siempre será memorable si te acompaña un buen toldo.

 

 

 

 

 

 

Cubrir grandes superficies puede ser una tarea complicada para los toldos más comunes. La complejidad por la altura o la dimensión requiere una solución más específica para este tipo de espacios. Esa solución se llama toldos planos motorizados. Son ideales para grandes construcciones que necesitamos cubrir como patios de hoteles o centros comerciales, terrazas, lucernarios, museos u otro tipo de edificios históricos.

Un toldo plano de grandes dimensiones es un toldo que consta con un sistema de recogida y despliegue motorizado para facilitar su uso. Se acciona con un mando a distancia y permite así abrir y cerrar el toldo en función de las necesidades.

De este modo evitan la entrada de rayos de sol, calor excesivo, lluvia y otros fenómenos meteorológicos, dejando siempre pasar la luz. Los toldos planos motorizados suelen ayudar al reducir el consumo de energía ya que regulan la misma en el interior y por tanto no es necesario activar aire acondicionado o calefacción con la misma intensidad.

Se trata de una solución ideal para grandes espacios que de otro modo no podrían usarse para fines como eventos u hostelería. Además tienen la ventaja de ser motorizados y de accionarse con mando a distancia o con una tableta o incluso con tu Smartphone. Y pueden regularse la cantidad de espacio que se cubre o se deja abierto a través de este sistema.

Lo más aconsejable es que un experto de Toldos Gómez valore el espacio a cubrir con el toldo y la posibilidad de motorizarlo. Nuestros profesionales pueden desplazarse al lugar que desees y ofrecerte una solución a tu medida. Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Estaremos encantados de asesorarte!