Aunque el otoño se resiste a hacer acto de presencia, ya quedan pocas excusas para usar tu piscina exterior. Si aún no te has decidido a cubrirla para mantenerla protegida durante el resto del año, puede que el momento definitivo haya llegado.

¿Te acuerdas de esa lona que tenías guardada en el garaje esperando a que acabase el verano? Pues bien, es hora de sacarla, pero no sin antes revisar que se encuentre en perfecto estado. Si las has conservado correctamente no tendrás problema pero, aún así, toma nota de estos consejos para comprobar que está lista para ser usada de nuevo.

Lo primero, es extender la lona en el suelo y a poder ser en una superficie que no tenga ningún elemento que pueda dañarla, como piedras u otros objetos punzantes.

Una vez hecho esto, es imprescindible examinarla con detenimiento y de forma rigurosa en busca de cualquier grieta, rotura en el material y que las cintas no estén desgarradas para poder tensar correctamente.

Si la lona fue limpiada antes de recogerse, es probable que se encuentre en buen estado. Si no es así, puedes limpiarla con algún producto no corrosivo mezclado con agua caliente y aplicarlo suavemente con un cepillo aclarando bien posteriormente.

En cuanto a la humedad, secarla bien antes de guardarla, es una garantía de que no presente ahora manchas. En caso de que sí las tenga, existen también productos específicos para limpiarlas y que luzca perfecta sobre tu piscina este otoño e invierno.

Doblarla correctamente contribuye a que la lona dure más tiempo y se conserve mejor. Si se trata de una cubierta flotante de polietileno, que cuenta con un enrollador especial para recoger la lona, debes poner este enrollador siempre a la sombra. Así el agua que se quede entre capas no hará un efecto lupa con la exposición al sol.

Especial cuidado hay que tener con los productos químicos ya que un exceso de cloro dañará el plástico de tu cubierta. Lo mismo con las fricciones o fuertes tirones. A pesar de que el material sea flexible, debes tratarlo con delicadeza.

Ahora sí, después de todas estas comprobaciones, ya puedes estar seguro de que tu lona de piscina está lista para ser usada de nuevo.

Y si no tienes lona, ¡no te preocupes! En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

Llega el momento del año en el que agricultores y ganaderos se plantean la necesidad de proteger sus naves de almacenamiento, explotaciones ganaderas o establos. Para evitar que las condiciones climatológicas desfavorables del otoño y del invierno puedan causar daños en estos espacios, es fundamental contar con unos buenos textiles técnicos que aseguren una protección adecuada de cultivos, animales y maquinaria.

En Toldos Gómez disponemos de una amplia variedad de lonas y toldos para cubrir este tipo de instalaciones   En esta entrada os queremos contar todas las ventajas que ofrecen los distintos tipos de textiles  que no pueden faltar en tu explotación agrícola o ganadera.

  • Son una garantía segura para mantener las instalaciones aisladas del frío y la lluvia, para que no afecten ni a los animales ni a la maquinaria agrícola que suele guardarse en este tipo de espacios.
  • Estas lonas permiten una ventilación más natural de los establos. De esta manera, el ambiente estará más libre de bacterias y el entorno más fresco y seco. Una garantía para la buena salud del ganado.
  • Proporcionan más luz natural de la que puede tener un establo totalmente cerrado. Con lo cual crea un entorno más amable para el ganado y además permite un ahorro energético al reducir el consumo de luz artificial.
  • Se adaptan a los tamaños de cada explotación porque están hechas a medida y además permiten rotulación exterior en caso de querer usar la lona como soporte publicitario.
  • Suelen ser una opción más económica que las estructuras metálicas o de madera.

Si te estás planteando colocar una lona o un toldo cortina en tu nave o establo, puedes llamarnos al 902 132 233 o enviarnos un e-mail a web@toldosgomez.com.  Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para que elijas el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

 

El cierre definitivo de la temporada de verano está aquí y con la llegada del otoño tu piscina pide una protección adecuada que la mantenga en perfectas condiciones hasta el verano próximo.

Ya os hemos hablado de los tipos y funcionalidades de las lonas de piscina . Hay que diferenciar entre lonas de invernaje, que se usan para cubrirla durante la época de mal tiempo, y las lonas térmicas para mantener la temperatura del agua durante la temporada de baño. A estas alturas nos interesan más las lonas de invernaje. En este post os queremos contar los pasos necesarios para una correcta instalación de la misma.

Para la lona de invernaje clásica, hecha en poliéster y recubierta de PVC  gran resistencia, lo primero que necesitas son unas cintas  con hebillas mordaza y unos tacos de acero inoxidable.  Las cintas van confeccionadas y cosidas a la propia lona y los tacos estarán anclados al suelo que rodea la piscina.

Una vez desplegada la cubierta, debes enganchar cada una de las cintas a su correspondiente taco. La lona debe quedar tensa pero sin una tensión excesiva. Para evitar la acumulación de agua  a nuestras lonas les confeccionamos un tramo central de rejilla como sistema de evacuación. Para piscinas más grandes reforzamos la lona colocando carracas en puntos estratégicos para facilitar su instalación o incluso con cintas de refuerzo. Es importante tener en cuenta que no se debe pisar la lona ni colocar objetos sobre ella.

En el caso de las cubiertas flotantes de polietileno, este tipo de lonas cuentan con un enrollador especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento.

Un consejos para finalizar:  para cubiertas con  amarres debes tomar las medidas desde la piedra y para piscinas con cubiertas flotantes, desde las paredes internas de la piscina. Y recuerda que una  buena cubierta puede proteger tu piscina de algas, microorganismos, insectos,hojas, vegetación humedades…Además es una solución estética y evita caídas en el vaso durante los meses que la piscina está en desuso.

En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. . También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

 

 

El verano llega a su fin y con él se acaba también la temporada de navegación. Si no vas a utilizar tu embarcación hasta el verano que viene y quieres conservarla en perfectas condiciones, debes usar una lona de protección que garantice una buena conservación. Te contamos algunas cuestiones importantes que debes tener en cuenta a la hora de cubrir tu barco.

Son muchos los factores que pueden dañar el barco si pasa los meses de invierno a la intemperie. Los más evidentes son la lluvia y las humedades pero también otros como el hongo merulio que puede destruir la madera de tu embarcación. Tanto si tu barco es de madera como de fibra de vidrio una buena lona es imprescindible para protegerlo desde ahora hasta el verano que viene.

La lona de fondeo es las más habitual para este cometido. En Toldos Gómez la hacemos a medida para que se adapte a tu embarcación a la perfección y no quede ninguna zona al descubierto por la que pueda entrar agua o humedad. Además sirve para cubrirlo tanto fondeado en el agua como en tierra firme.

La funda es otra de las opciones que puedes tener en cuenta. Se trata de una alternativa más barata y que además permite una mayor circulación de aire dentro del barco al estar fabricada con un material transpirable.

En Toldos Gómez te damos la posibilidad de cubrir tu embarcación completamente o algún elemento en particular. Además, todas nuestras lonas son personalizables, hechas totalmente a medida .

Si navegar es lo tuyo y te preocupa la vida útil de tu barco puedes llamarnos al 902 132 233 o enviarnos un e-mail a web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para que elijas el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

 

El final del verano se acerca y con él finaliza la feliz temporada  de piscinas exteriores. Para volver a disfrutarla el  próximo año tanto como lo has hecho este, debes tener en cuenta algunos aspectos. El primero y más importante es elegir una lona adecuada para cubrir tu piscina. El segundo, y no menos vital, es cómo mantener la piscina limpia y en buenas condiciones.

La lona ayuda a conservar el agua en buenas condiciones una vez que llega la temporada de frío. De esta forma, se evita el uso de productos conservantes o el trabajo y gasto de llenar de nuevo la piscina el verano que viene.

Las hojas, ramas o suciedad que durante el otoño y el invierno pueden caer en nuestra piscina harán más difícil su limpieza para la próxima temporada. En este sentido la lona evitará la entrada de este tipo de agentes que dañan tu piscina. Una buena lona impide además accidentes como caídas a la piscina cuando no se usa.

Al finalizar la temporada de verano, las lonas más instaladas son la cubierta clásica y la cubierta deslizante de seguridad.  En Toldos Gómez, disponemos de los dos formatos de protección para tu piscina: la cubierta clásica de lona hecha en poliéster y recubierta de PVC  gran resistencia y la cubierta flotante de polietileno.

La primera es una lona de es poliester recubierta de PVC con un tratamiento fungicida que impide el crecimiento de hongos en el agua. Se suele realizar a medida en función del tipo de piscina. Se instala con tacos de acero inoxidable en el paseo de la piscina para poder montar la cubierta mediante unas cintas con una hebilla que iría confeccionada en la propia lona.

La segunda cuenta con un enrollador especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento. Con este método se  alargará la vida de la lona al evitar el roce con la piedra de la propia piscina y el esfuerzo para mantenerla protegida será mínimo.

Si todavía no dispones de ninguna de nuestras lonas para piscinas no dudes en llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. . También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a visitarnos en cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

 

 

El verano es época de aventuras. Irse de camping es una actividad habitual que permite descubrir nuevos lugares, ya sea en tu caravana o con tu tienda a cuestas. La protección de los fenómenos meteorológicos es vital para disfrutar de unas vacaciones cómodas, ya que el sol, la lluvia y el viento a veces se convierten en los mayores enemigos de los aficionados a ir de camping. Te proponemos algunos sistemas que harán que tu acampada sea una experiencia satisfactoria.

Las carpas plegables son la opción más extendida para colocar al lado de tu caravana. Sirven como protección para disfrutar de una buena comida a la sombra y también para resguardarse del viento y el frío en tus cenas estivales. Pueden ser abiertas o cerradas. En este caso, la lona, además de cubrir el techo, protege los laterales para que el espacio interior sea más acogedor. Esta protección lateral puede aplicarse solo por alguno de los lados y también podría incluir una ventana para aportar más luz al interior de la estancia.

Es importante fijar bien las patas al suelo para que el viento no mueva la carpa. Una abertura en su parte superior ayudará a que el mismo viento no la levante con facilidad. La estructura debe estar también bien fijada a la lona.

Además de las carpas, en el espacio de nuestra acampada podemos instalar un avance de la caravana. Es una estructura que funciona a modo de porche, ya que va unida al vehículo y permite protegerse del sol, del viento y de la lluvia. Así, podemos crear un nuevo espacio útil para para disfrutar al aire libre, pero siempre a cubierto. Para más intimidad y protección se puede instalar también una protección en los laterales.

Por último, existe otra opción de mayor consistencia. Se trata de las pérgolas, estructuras con columnas verticales de aluminio y techo de lona. Es una alternativa resistente que permite compensar las irregularidades del suelo. Se puede utilizar en camping aunque también es de gran utilidad en terrazas, patios o jardines.

En Toldos Gómez te ofrecemos las mejores soluciones con nuestros productos. No dudes en ponerte en contacto con nosotros. Puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!