La elección del color de tu toldo es casi una decisión tan importante como la elección del propio toldo. Al escoger un determinado color debes tener en cuenta cuestiones estéticas pero también prácticas para que el toldo cumpla su función principal que es la de ofrecer una adecuada protección solar.

Los tonos fríos como el azul filtran la luz acentuando la sensación de frescor, mientras que los colores calientes como el naranja o el rojo, elevan la sensación de calor.

Los colores claros para tu toldo como blancos, crema, amarillos, son recomendables en lugares sombríos donde no necesites especial protección contra la luz visible o la luminosidad. Los toldos de estos tonos tienen un índice de protección menor contra los rayos ultravioletas que los toldos de colores más oscuros.

Dependiendo de su color, la protección contras esos rayos UV varía y puede ser menor o mayor. Colores de la lona más claros como blanco, crema, avena, marfil, perla, salmón o vainilla presentan un índice de resistencia menor. En concreto, de un 40 frente a un 60 u 80 que tienen la mayoría del resto de tonalidades.

 Los tejidos de toldos en colores oscuros, densos y de buena calidad pueden servir de barrera para entre el 90% y el 99% de los rayos UV. Si tu terraza es muy soleada, un buen color para el toldo es el verde, ya que bloquea la excesiva luminosidad sin oscurecer el espacio.

En la elección del color del toldo también tiene mucho que ver la estética y la decoración del espacio. Los colores fríos acentúan la sensación de frescor y los cálidos contribuyen a aumentar la sensación de calidez. Dependiendo de la atmósfera que desees crear y de las sensaciones que quieras transmitir a tus clientes, escogerás uno u otro. Por ejemplo, si deseas crear un ambiente más elegante, sobrio o distinguido optarás por toldos en tonos oscuros que aportan elegancia a tu local. Si por el contrario, deseas transmitir frescor puedes elegir colores calientes o incluso toldos de rayas o motivos geométricos.

Toldo Antica

 

Otro factor a tener en cuenta es la combinación del toldo con el color de la fachada. Si tu fachada es de tonos claros como blanco puedes crear un efecto contraste con un toldo rojo o amarillo fuerte que destacará sobre el resto de elementos de la misma. En este caso un toldo con estampados o rayas también puede ser una opción rupturista y fresca para tu fachada. El estampado puede ir en el lado interior del toldo mientras que el exterior puede ser de color liso.

A la hora de elegir el color de tu toldo también has de tener en cuenta, en caso de locales comerciales, el logo o marca que puede ir rotulado en él. Trata siempre de combinar bien los colores para que ese logo destaque y sea legible sobre el color de fondo del toldo.

Como ves, elegir el color de tu toldo es una tarea que requiere cierta planificación en función del espacio y las necesidades. Si necesitas asesoramiento personalizado, llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com.  Nuestros profesionales te informarán sobre el color ideal que tu toldo necesita.

 

 

 

 

 

 

¿Tienes un bar, restaurante, cafetería, hotel y quieres darle un toque diferente y útil? Elegir un buen toldo para este espacio es una solución efectiva que puede transformar por completo tu negocio de hostelería. Para acertar en la elección, en TGM-Toldos Gómez te vamos a dar algunas pautas y consejos que has de seguir.

Ampliar tu bar o restaurante es tan fácil como instalar una terraza en el exterior. Es una forma de ganar espacio, visibilidad, clientes y por tanto de generar más ingresos. Lo primero que tienes que valorar a la hora de instalar un toldo es el tamaño del que dispones.Nunca sera un problema,ya que somos fabricantes y lo haremos a medida para ti . Lo podrás desplegar y te ofrecerá zona de sombra en la entrada de tu local para colocar unas cuantas mesas y sillas. Podrás elegir entre una gran variedad de modelos entre ellos el toldo cofre que quedará totalmente cerrado y protegido adherido a la fachada de tu bar o restaurante, causando el mínimo impacto visual. Si no pudieses anclar a la pared te ofrecemos nuestro modelo lavacolla, que ira montado sobre una estructura en forma de tejado sin tener puntos de sujeción a pared e incluso al suelo.

Si dispones de un espacio más amplio frente a tu local de hostelería, entonces debes optar por una estructura tipo pérgola con cerramientos laterales. De este modo tendrás las mesas y sillas de los clientes protegidas del sol pero también del viento y la lluvia en los laterales cuando llegue el mal tiempo. Con esta solución disfrutarás de terraza en tu local de hostelería durante todo el año y podrás aumentar tus ventas y clientela.  Ese tipo de estructuras con cerramiento pueden elaborarse a medida adaptándose siempre al espacio del que dispongas en tu local. Los cerramientos permiten también a los clientes ver el exterior en todo momento al contar con ventanas de PVC transparente.

En este clasificación de toldos encaja a la perfección nuestro toldo Umia. Permite una amplia variedad en el tipo de techo, desde uno plano deslizante hasta pagodas y es ideal para comer en un espacio al aire libre.

Otra opción para tu local hostelero es colocar una sombrilla de grandes dimensiones en tu terraza que permita colocar mesas y sillas debajo. Son una solución útil y muy estética.

Recuerda siempre que los toldos para locales de hostelería han de ser de tejido acrílico porque funciona como un formidable aislante térmico en exterior y en función del color elegido el confort térmico y la protección UV debajo de la lona serán mayores.

Los espacios hosteleros que pueden llevar un toldo son múltiples, desde bares, cafeterías o restaurantes, pasando por pubs, hoteles u hostales pero también otros más pequeños como heladerías o incluso foodtrucks.

En todos ellos instalar un toldo te aportará ventajas como:

–      Un elemento publicitario y diferenciador. En el toldo podrás insertar el logo de tu negocio para que sea visto desde cualquier lugar. Es imagen de marca. La fachada es lo primero que un cliente ve de tu negocio.

–      Una forma de regular luz y temperatura. El toldo permite interiores más frescos y de paso aporta sombra y ambiente ideal a tu terraza especialmente en verano.

Ahora ya sabes todo lo que necesitas sobre toldos para hostelería. Si todavía tienes dudas llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Tendrás el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir el toldo perfecto para tu local. ¡Te atenderemos encantad@s!

 

 

El verano se acerca y seguro que ya estás pensando en darte un buen chapuzón en tu piscina. Aunque tal vez asocies las lonas y cubiertas para piscina al otoño o al invierno debes saber que existen unas lonas de piscina para la época estival. Son las lonas térmicas que mantienen la temperatura del agua durante la temporada de baño.

Estas lonas o cubiertas también se conocen por el nombre de mantas térmicas o mantas solares. Si quieres proteger tu piscina de agentes externos como mosquitos, ramas, hojas o todo tipo de suciedad debes instalarla durante el verano.

 Además, y lo más importante, esta lona es imprescindible si quieres mantener tu piscina con una climatización óptima. Este sistema evita las pérdidas de calor del agua que se producen durante la noche al bajar mucho la temperatura del agua y conserva siempre la misma temperatura. Otra ventaja: al no colarse suciedad dentro del agua tampoco tendrás que utilizar productos químicos para limpiarla.

 La cubierta de piscina para verano está realizada en tejido isotérmico y además de conservar la temperatura del agua, evita su evaporación. Suele presentarse en forma de lona enrollable con un enrollador para que sea más sencillo abrir y cerrar la lona y usar la piscina a diario en verano, siempre de manera opcional . El enrollador está especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento.

 El material de la lona puede ser de dos tipos:

  • Burbuja/ rafia: se trata de una lámina de polietileno, con burbujas de aire sellado, con un tejido de rafia de polietileno añadido que le aporta mayor resistencia y duración. Con la acción del sol aumenta la temperatura del agua, alargando la temporada de baño. Su cualidad aislante evita la pérdida de calor que en piscinas climatizadas supone un ahorro energético muy importante.
  • Espuma PE: La espuma de polietileno reforzado por un tejido de polietileno adherido le da una gran resistencia y va recubierto por un film de PE. Es un excelente aislante que evita la pérdida de calor. Está especialmente indicado para piscinas climatizadas. Admite bien el doblado y es fácil de enrollar.

La cubierta de piscina se puede dejar instalada durante las noches de verano pero también durante el día. Esto permite elevar la temperatura del agua aprovechando el calor del sol.

La manta térmica para la piscina también se puede complementar con un sistema de climatización como un calentador eléctrico, una bomba de calor o un sistema de climatización con energía solar.  La cubierta es un complemento que convierte en más eficiente cualquiera de estos sistemas y que supone un importante ahorro energético al conseguir una climatización muy efectiva.

Como ves, el sistema de la cubierta de piscina para verano es sencillo y económico. Mantendrá siempre tu piscina a una temperatura ideal para el baño y además evitarás que se ensucie. Ahora que está a punto de comenzar la temporada de verano, es el momento ideal para poner a punto tu piscina con esta cubierta.

Si deseas instalar una lona de piscina este verano no dudes en llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com.También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a visitarnos en cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte, ir a visitarte y ofrecerte una solución a medida de tus necesidades!

Se trata de un toldo tradicional y retro, de inspiración vintage que, sin embargo, ha vuelto a resurgir y puede verse en multitud de locales comerciales en la actualidad. El toldo Antica es un modelo de formas rectas que usa un sistema tradicional y que se enmarca dentro de la familia de toldos denominados de clásicos.

Está inspirado en la antigua Roma, época en la que los toldos se usaban en espacios tan emblemáticos como el Coliseo, donde el “velarium”, que era una tela de enormes dimensiones, cubría a los espectadores del sol. Eran llamados así porque se fabricaban con lonas de velas de barcos.

El toldo Antica fue diseñado para ventanas, terrazas o instalaciones de pequeñas dimensiones. Es un toldo versátil y sencillo, ideal para aportar a la fachada de tu casa o de tu negocio un toque de distinción. La línea máxima del toldo Antica es de 7 metros y tiene hasta 2 metros de salida con el abatimiento frontal de los brazos. Se puede fijar de manera frontal, al techo y entre paredes.

El toldo Antica consta de un sistema de instalación sencillo. Puede instalarse con un brazo fijo o directo con el que el toldo está siempre extendido y un sistema con máquina elevadora que permite recoger y extender el toldo cuando sea necesario.

Además de elegante, el Antica es un toldo versátil que se adapta a tu fachada, independientemente de cómo sea esta. Los soportes de tubo para enrollar el toldo son independientes de los soportes de los brazos. Como característica propia de este modelo podemos decir que tanto los brazos como el tubo de carga están realizados en hierro,lo que le aporta una identidad singular y lo hace diferente.

En cuanto a gamas cromáticas, puedes conseguir el toldo Antica el color que se necesite. Estos colores combinan perfectamente con la gran variedad de diseños lisos y listados en acrílico tintado masa o en lona microperforada.

El toldo Antica puede llevar rotulación o impresión digital en el tejido.

Por ello, si instalas el toldo Antica en tu negocio, además de protegerte contra el sol, puede ser un soporte publicitario ideal. Permite que rotules sobre él el nombre, marca o logo de tu empresa de forma elegante y vistosa.

Si tienes más dudas sobre cómo instalar el toldo Antica, puedes ponerte en contacto con nosotros. Llámanos al 902132233 o envíanos un email a web@toldosgomez.com. Contarás con el asesoramiento de nuestros profesionales para que puedas elegir el producto que mejor se adapte a tus necesidades.

La instalación de un toldo en tu vivienda o en tu local comercial puede parecer, a simple vista, una decisión más estética que funcional. Sin embargo, existen razones de peso por las que un toldo mejorará la funcionalidad de tu espacio. En este post te vamos a explicar las ventajas de tener un toldo en tu lugar habitual.

  • Protección. La principal función de un toldo es dar sombra, por lo tanto la protección contra los molestos y dañinos rayos de sol está garantizada. De este modo, lograrás un ambiente más fresco en tu vivienda o local comercial.

  • Cuidado del medio ambiente. Un toldo limita la entrada de calor en la vivienda y por tanto hace menos necesario el uso del aire acondicionado o climatizadores. Conseguirás no sólo ahorro energético, al emitir menos CO2 a la atmósfera, sino también ahorro económico.
  • Intimidad y privacidad. Estos dos conceptos son importantes en tu vivienda y los puedes conseguir tener con un buen toldo. Instalarlo te permite mantenerte a salvo de miradas indiscretas pero manteniendo la luz dentro de casa al no tener que bajar tus persianas.

  • Nuevos espacios para usarUn toldo puede dar un nuevo uso a un espacio que no usabas. Con su instalación tendrás sombra bajo la que podrás colocar mobiliario y disfrutar así de una velada en el exterior o incluso de un nuevo espacio de trabajo que antes no tenías.

  • Una decoración uniforme. El estilo de tu casa o de tu negocio es perfectamente combinable con un toldo. Puedes elegir el color y el material que más se adapta a la fachada de tu vivienda o de tu establecimiento. En este último caso también puede servir como magnífico soporte publicitario.

Ahora seguro que ya tienes más claro por qué instalar un toldo de TGM-Toldos Gómez en tu casa o local.  Si tienes cualquier tipo de duda, nuestro equipo de profesionales te asesora sin compromiso. Para ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!

 

Se acaba el invierno y se abren los toldos. Con la primavera a la vuelta de la esquina llega el momento de revisar el estado de tu toldo antes de desplegarlo. En el post de hoy os damos algunas indicaciones básicas para que tu toldo luzca perfecto esta temporada primavera.

Lo primero que debes hacer es revisar minuciosamente el estado de la tela del toldo. Factores climatológicos propios del invierno como la humedad o la lluvia pueden haber deteriorado la lona de tu toldo. Para limpiarla podemos optar por una manguera con agua tibia, sin presión que permitirá eliminar esas manchas superficiales. También puedes ayudarte con jabón neutro y una esponja o cepillo suave para su limpieza.

Ten en cuenta siempre dejar secar el toldo al aire para evitar que se formen humedades. Y no olvides tampoco que la limpieza ha de ser tanto por la cara externa como por la interna. Al finalizar las tareas de limpieza también puedes aplicar una capa de impermeabilización especial para lonas. Si detectas roturas en la tela, lo más aconsejable es que llames a un técnico de Toldos Gómez para valorar el daño, la posible reparación o sustitución por una nueva.

El segundo paso es analizar la estructura. Después de unos meses recogidos es posible que la estructura haya sufrido algún daño. Lo primero que debes hacer es comprobar que se abre sin dificultad y que no tiene daños estructurales u obstáculos que impidan desplegar el toldo. Revisa minuciosamente las piezas de la estructura una a una; brazos, tubos, máquinas. Para limpiar estas piezas lo más aconsejable es usar un producto especialmente diseñado para limpiar este tipo de material y paños suaves que no rayen el metal. Un aspirador puede ser muy útil para los rincones del mecanismo del toldo donde se han podido acumular insectos muertos o polvo.

Por último, no descuides el mantenimiento constante durante la primavera. Revisa antes de recoger el toldo si hay hojas u otros elementos sobre la estructura y retíralos. Si hay previsión de lluvia, no es mala idea recoger tu toldo y sobre todo trata de mantener la lona y la estructura lo más seca posible para evitar la formación de manchas por humedades o de óxido.

Con estos consejos básicos es hora de desplegar tu toldo para recibir la estación primaveral que está a punto de llegar. Si tienes cualquier tipo de duda, recuerda que nuestro equipo de profesionales te asesora sin compromiso. Para ponerte en contacto con nosotros puedes llamarnos al 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos encantados!