Responsabilidad y compromiso son dos palabras que siempre tenemos muy en mente en  TGM-Toldos Gómez. Responsabilidad y compromiso con nuestros clientes, con nuestra actividad, con nuestros trabajadores y trabajadoras, y también con el lugar en el que vivimos… Por ello, desde hace años en esta empresa dedicamos muchos recursos y esfuerzos a velar por la sostenibilidad en todas nuestras áreas de trabajo. ¿Qué queremos decir cuando hablamos de sostenibilidad? Pues hacemos referencia al uso equilibrado y responsable por parte de una empresa de los recursos naturales, de manera que se pueda garantizar un desarrollo económico, social y ambiental de forma duradera en el tiempo. Para ello, TGM-Toldos Gómez ha ido cerrando diferentes acuerdos sobre la gestión de calidad y el medio ambiente, con los que pretende afianzar su compromiso con un crecimiento sostenible. Es decir, cubrir las necesidades de hoy, sin comprometer la capacidad de las generaciones de mañana para resolver sus propias necesidades. 

En este post te vamos a explicar más en detalle en qué consisten este tipo de compromisos, de los que estamos especialmente orgullosos.

SISTEMA DE GESTIÓN DE LA CALIDAD

Desde sus inicios, Toldos Gómez ha aspirado a convertirse en un referente en el sector, destacando la calidad en la fabricación de sus productos. Por este motivo, en el año 2003 nos propusimos trabajar con las directrices que fija la Norma de Calidad Iso 9001, logrando esta certificación otorgada por AENOR en 2004.

Es otras palabras, contamos con un certificado que se centra en todos los elementos de la gestión de calidad con los que una empresa debe contar para tener un sistema efectivo que le permita administrar y mejorar la calidad de sus productos o servicios.

GESTIÓN MEDIO AMBIENTAL

Su compromiso con el medio ambiente, ha llevado también a TGM-Toldos Gómez a obtener el Certificado de Gestión Medio Ambiental expedido por AENOR conforme a la norma ISO 14.000 en junio de 2006, así como la adhesión voluntaria al sistema de gestión y auditoría ambiental EMAS. En el marco de EMAS publicamos anualmente una Declaración Ambiental, verificada por AENOR en la que damos cuenta al público en general de nuestro desempeño ambiental.

Este compromiso supuso un serio esfuerzo para todos los miembros de la organización, ya que en su momento fue necesario establecer nuevos procedimientos para la recogida selectiva de los residuos generados en el proceso productivo de la empresa, llegando a instalarse en las cinco delegaciones que tiene Toldos Gómez 71 contenedores, cada uno con su etiqueta correspondiente. Además, tuvimos que poner en marcha jornadas informativas y de concienciación entre los profesionales de la empresa.

Finalmente, para la conseguir el certificado del que hablamos, hay que cumplir una serie de requisitos legales. Después de recopilar toda la normativa local, autonómica y estatal aplicable a todos los centros de trabajo Toldos Gómez, se acreditó el cumplimiento de hasta el último requisito establecido en materias tales como emisiones de ruidos, captación de aguas, normativa antiincendios y otras.

Uno de los objetivos que nos habíamos propuesto y que hemos cumplido en agosto de 2016, fue la incorporación de vehículos propulsados por GLP. ¿Qué quiere decir todo esto?

El GLP o gas licuado de petróleo es un combustible alternativo a la gasolina y al diesel cuya principal ventaja es que reduce en un 68 % las emisiones del óxido de nitrógeno y en un 15 % las emisiones de dióxido de carbono. A día de hoy, contamos en nuestra empresa con 8 furgonetas propulsadas por este tipo de combustible, con el objetivo de seguir reduciendo la contaminación y mejorar el medio ambiente.

Mencionar que para adquirir estos nuevos vehículos Toldos Gómez contó con una subvención del Instituto Enerxético de Galicia (INEGA), cofinanciada con fondos Feder.

Pacto Mundial de Naciones Unidas

En noviembre de 2016 nos adherimos también al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, una iniciativa internacional para implementar en las empresas 10 principios universalmente aceptados para promover la responsabilidad social empresarial (RSE) en las áreas de Derechos Humanos y Empresa, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la corrupción. Anualmente publicamos un informe de progreso para dar cuenta de nuestros avances en esta materia.

Después de un año de adhesión, hacemos un balance muy positivo. Este compromiso ha servido a toda la organización para ser mejores profesionales y ver en nuestro trabajo diario un granito de arena para hacer del mundo un lugar mejor, tanto para nosotros mismos como para las organizaciones futuras.

TGM- Toldos Gómez, ¡mucho más que toldos!

 

 

 

 

El director gerente de TGM-Toldos Gómez, Esteban Raposo, concedió una entrevista a El Correo Gallego con motivo de su primer aniversario al frente de la compañía. En ella hace un repaso a la historia de la empresa, analiza su evolución y mira también al futuro. Te dejamos la entrevista completa para que descubras un poquito más de Toldos Gómez.

¿Cómo nació Toldos Gómez?

El origen de nuestra empresa hay que buscarlo en el matrimonio formado por mis bisabuelos: Antonio Gómez Rodríguez, un artesano guarnicionero que nació en Pereiro de Aguiar (Ourense) y que se estableció en Arzúa en 1909 y su mujer, Matilde Cea, que enviudó muy joven, con ocho hijos pequeños, quien sacó la familia y el negocio adelante.

En aquella época, la actividad principal de la familia era la guarnicionería y la empresa pasó a llamarse Hermanos Gómez, que eran mi abuelo Manolo y mi tío Cándido. Ellos trabajaron toda la vida en el ámbito del cuero y de las pieles y fue en la generación siguiente cuando se empezó con la lona y los toldos. A finales de los años 60 ya era Toldos Hermanos Gómez y, poco después, se puso Antonio Gómez (hijo de Manolo) al frente. Él convirtió a Toldos Gómez en lo que es hoy, con la ayuda de su primo José Manuel y su hermano Víctor.

¿Cómo ha conseguido consolidarse durante todos estos años?

Con mucho trabajo, esforzándose por hacer las cosas bien y contando siempre con el personal y los clientes. Procurando ser una empresa seria y formal, escogiendo siempre el camino del buen producto y la calidad.

 ¿Qué productos y servicios ofrece Toldos Gómez?

Trabajamos siempre a medida para cada caso, según lo que necesite cada cliente, casi todos los productos que fabricamos tienen en común que utilizamos lona y otros textiles técnicos como materia prima.

Nuestra gama de productos se divide en seis líneas de negocio bien diferenciadas: sistemas de protección solar, toldos y otros sistemas destinados a proporcionar sombra a viviendas y locales de negocio; confección de textiles técnicos, la elaboración de muy distintos tipos de tejidos técnicos para la industria o los particulares; lonas para el transporte, de camión, remolque o embarcaciones; carpas y estructuras; impresión digital y rotulación; y cintas de trincaje y elevación.

 ¿Cómo se han diversificado desde sus inicios?

El estar abiertos o hacer cosas nuevas está en el ADN de la empresa, y desde que se dio el salto de la artesanía del cuero a la fabricación de toldos y confección de lonas, nunca hemos tenido miedo de aprender cosas nuevas. Por ejemplo, en 2003, incorporamos la impresión digital en 3,20 metros de ancho. Ahora mismo, seguimos explorando cada día y así, impulsados por las demandas de los clientes, que siempre queremos atender, hemos empezado a diseñar tensados textiles.

¿Tiene Toldos Gómez presencia nacional/internacional?

Solo un 3% de nuestras ventas en 2016 fueron al extranjero, pero esperamos que ese porcentaje se incremente en años futuros. En cuanto a las ventas en España, se reparten entre Galicia y el resto del Estado de la siguiente forma: un 82% en Galicia, y un 18% en otras comunidades autónoma s. Por lo tanto, como se ve, la mayoría de nuestros clientes son gallegos.

Así es que estamos trabajando para mantener nuestra facturación en Galicia y crecer en el resto de España y el extranjero.

¿Qué compromiso tiene la empresa con el medioambiente y el desarrollo sostenible?

La responsabilidad social y la sostenibilidad en todas sus facetas es el pilar de la gestión de Toldos Gómez. Estamos convencidos que una empresa solo puede funcionar bien si mantiene un dialogo abierto y continuo con sus trabajadores, sus clientes y la sociedad en general.

Hace más de diez años que tenemos en funcionamiento un sistema de gestión ambiental, auditado externamente, y en virtud del cual publicamos cada año una Declaración Medioambiental, en la que informamos a clientes, y al público en general, de cuál es el impacto ambiental de nuestro trabajo y de todo lo que hacemos para reducirlo.

Además desde el año pasado, estamos adheridos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas, algo de lo que nos sentimos muy orgullosos. Por medio de esta adhesión nos comprometimos a trabajar en diez principios universalmente aceptados en materia de derechos humanos, trabajo, medioambiente y anticorrupción. Cada año publicamos un informe de progreso explicando lo que hacemos con esos diez principios.

TGM-Toldos Gómez, mucho más que toldos.

En un post anterior de nuestro blog, te empezamos a contar la historia de TGM-Toldos Gómez, en esa entrada te decíamos que para conocer y entender esta empresa es necesario remontarse a sus inicios: los primeros pasos en el taller de albardería de Antonio Gómez Rodríguez, la realización de las primeras monturas para caballo manufacturadas en Galicia, el coqueteo inicial con el sector de los toldos como solución a una dura crisis… En todas etapas que han marcado el devenir y la identidad de esta empresa puedes adentrarte en TGM-Toldos Gómez: el origen. En esta nueva entrada vamos a ir un paso más allá. ¿Nos acompañas?

Como ya te contamos, en 1977 y tras una década de convivencia, las dos áreas que hasta el momento habían sido los pulmones de esta empresa se separaron. Así, la guarnicionería y los toldos dividieron sus caminos con la construcción de la primera nave destinada a la confección de lonas. A partir de ese momento, Antonio, el hijo de Manuel, queda al frente del nuevo negocio de toldos, convirtiéndose en una figura clave en la historia de una compañía en la que prácticamente se había criado.

A su llegada al puesto, Toldos Gómez comenzó a trabajar por primera vez con lona de PVC y su nuevo gerente decidió introducir en el negocio la fabricación de los toldos fachada. Daba comienzo así la gran evolución empresarial. En 1987 se adquirió una nave en el Polígono del Tambre en Santiago de Compostela para ser destinada a la confección de lonas de camión, optimizando de esta manera el servicio a los transportistas.

Sin embargo, para una gestión todavía más eficaz, en 1990 se produjo la especialización total con la constitución de Toldos Gómez S.L, participada por Manuel, Cándido y dos hijos de cada uno de ellos.

Seis años después, la empresa siguió creciendo, estableciendo en Arzúa unas instalaciones dotadas de la maquinaría más versátil y mejor cualificada para la fabricación de toldos. A finales de los 90, se ampliaron horizontes con la apertura de los centros en Bergondo y Lalín.

El crecimiento de Toldos Gómez fue considerable en la nave del Raído, su especialización fue clave para posicionarse como líder en el mercado.

Con el cambio de siglo, concretamente en el año 2005, Toldos Gómez apostó en firme por mantener la favorable línea de crecimiento de la empresa e impulsó la construcción de una nave de 7000 m2 en el polígono industrial de Arzúa. ¡Se estaba cumpliendo el sueño de toda la familia! La empresa se consolidaba en ese pueblo hasta el momento conocido por sus quesos, pero que la gente ya empezaba a reconocer también por esos toldos con un caballo que protegían a media Galicia… y parte de la otra.

En septiembre de 2016, después de casi 50 años al frente de la empresa como director gerente, Antonio Gómez se jubiló dejando atrás una larga y brillante etapa. Aun así, cabe mencionar que a día de hoy permanece vinculado a la compañía como Presidente del Consejo de Administración y, por supuesto, como socio. El verdadero artífice de la evolución de la TGM-Toldos Gómez durante medio siglo, dejaba el cargo para cedérselo a Esteban Raposo Gómez, su sucesor. ¿Cómo es en la actualidad la empresa? Eso lo dejamos para otro post, si os parece bien claro…

 

Hablar de TGM-Toldos Gómez hoy en día es hablar de una empresa centenaria, que cuenta con un equipo de más de ochenta personas repartidas en cinco centros de trabajo distintos y que ya ha superado su cuarto relevo generacional. Hablar de TGM-Toldos Gómez es hablar de una empresa líder en su sector. Sin embargo, para comprender y hablar de la actual TGM-Toldos Gómez es necesario conocer y entender antes su pasado. Por ello, hoy nos remontamos a sus orígenes. ¿Nos acompañas?

En 1909 un ourensano llamado Antonio Gómez Rodríguez llegaba al pueblo de Arzúa cargado de ilusión y esperanza. Eran tiempos difíciles, en los que coger las maletas y abandonar la tierra natal en busca de nuevas oportunidades era algo muy habitual. Antonio, como muchos otros gallegos, emprendió un nuevo camino que le llevó a esta villa coruñesa famosa por sus quesos. Allí, el amor tocó a su puerta. Se llamaba Matilde Cea y fue la mujer con la que tuvo ocho hijos. ¡Empezaba así la saga de los Gómez!

Al tiempo que iba formando una gran familia, Antonio puso en marcha su taller de albardería, el embrión de lo que años después sería TGM – Toldos Gómez. Sin embargo,  en 1936 la familia sufrió un duro golpe, el fallecimiento de Antonio.  Matilde, una mujer luchadora para la que llorar las ausencias era un verdadero lujo, no dudó en proyectar todas sus energías en la educación de sus hijos y en sacar adelante la empresa que hasta el momento regentaba su marido. Poco a poco fue cogiendo las riendas de las actividades que hasta el momento ocupaban a su esposo, hasta que dos de sus hijos, Manuel y Cándido, decidieron involucrarse de lleno en el negocio.

Esta segunda generación fue la que en 1946 forjaba los cimientos del taller llamado “Guarnicionería Hermanos Gómez”. Con esfuerzo, cariño y dedicación se fabricaron las primeras monturas gallegas. Se vivieron años de bonanza hasta que en los 60 llegó una crisis desastrosa debido a la introducción de la maquinaria en el sector agrícola. El trabajo con los animales en el campo sufrió una caída importante, lo que obligaba a los hermanos Gómez a ingeniárselas para buscar otras alternativas de ingresos. Dicen que las grandes crisis dejan grandes oportunidades, y estos hermanos supieron verlas. En 1968 decidieron iniciarse en la confección de los toldos y lonas para feriantes, capas para montar a caballo y, aprovechando las máquinas de coser que tenían en el taller, también comenzaron a dedicarse al remendado de lonas de algodón. Una decisión que, como todos sabéis, fue clave en el futuro de la empresa.

Después de una década en la que albardas, cabezadas, arneses y toldos convivieron en una misma sede, en 1977  se construyó la primera nave destinada a la confección de lonas, desde la que funcionó el negocio de toldos con cierta autonomía. Antonio, hijo de Manuel, se puso al frente de la producción. ¿Qué pasó entonces con la guarnicionería? ¿Cómo fueron los inicios de Toldos Gómez por separado?

¡Atent@! Próximamente más…

El pasado 27, 28 y 29 de octubre se celebró en el recinto de Expo Coruña la feria Refor Más, un evento donde se dieron cita diferentes profesionales de las reformas (jardinería, interiorismo, inmobiliaria…) con el objetivo de presentar soluciones integrales que ayuden a resolver todas las necesidades y carencias del público menos especializado.

¡Y a este encuentro no podíamos faltar! Un equipo de profesionales de Toldos Gómez acudieron a la cita para dar a conocer nuestros productos. Nuestro director comercial, Jesús Gómez, presente en estas tres jornadas, habló para Radio Coruña de Cadena Ser de los productos presentados por TGM en Refor Más.

De las seis líneas de negocio con las que contamos en TGM-Toldos Gómez, tres fueron las elegidas para gozar de mayor protagonismo en esta importante feria: los sistema de protección solar, la confección de textiles técnicos y las estructuras tensadas.

¿Qué mejor manera de comprobar un producto que viéndolo ya montado y en funcionamiento? Pues eso fue lo que pudieron ver los asistentes a la feria en el stand de Toldos Gómez. “Como primera línea de negocio contamos con los sistemas de protección solar, nuestro stand está fabricado de una pérgola de aluminio con el techo móvil confeccionado en un tejido acrílico y compuesto por varios modelos de toldo fachada y cortinas interiores o exteriores, los cuales los visitantes pueden ver, tocar o manipular”, explicó Jesús a los micrófonos de Radio Coruña.

Ya lo dice nuestro lema, “TGM-Toldos Gómez, mucho más que toldos”, y en Refor Más teníamos que mostrar otro de nuestros productos estrella. La segunda línea de negocio de nuestra empresa que el visitante pudo ver en esta exposición fue la confección de textiles técnicos, como los diferentes  sistemas para protección de piscinas en invierno: “Se trata de un PVC opaco que se instala por encima de las piscinas a modo de tapa y que entre otras ventajas evita la entrada de suciedad y el crecimiento de algas en el interior. Por lo tanto, el gasto en productos químicos será menor, además de valernos de un elemento de seguridad ante accidentes por ahogamiento, sobre todo de niños o mascotas”, explicó Jesús

Finalmente, nuestro director comercial hizo también referencia a un producto que cada vez está más en auge, tanto en hogares como en las calles de diferentes ciudades: “En cuanto a la última línea de negocio tendríamos las estructuras tensadas, se trata de tejidos PVC tensados por mediación de elementos metálicos a unos mástiles o paredes, con la posibilidad de que las lonas sean de distintas formas y su aspecto final pueda ser espectacular”.

Jesús Gómez se mostró muy satisfecho con los resultados del primer año de presencia de Toldos Gómez en Refor Más, destacando la experiencia como “muy positiva”, ya que es una excelente forma de mantener un contacto directo con el cliente y que este mismo pueda conocer con detalle nuestros productos. Además, desde Toldos Gómez quisimos agradecer a las personas que visitaron nuestro stand con una práctica bolsa. Esperamos que hayan quedado igual de satisfechas que nosotros.

TGM- Toldos Gómez, ¡mucho más que toldos!

En Toldos Gómez estamos comprometidos con el mundo del deporte, especialmente en Galicia, y estamos muy orgullosos de poder apoyar a equipos y deportistas de diferentes especialidades con lo que compartimos valores como el esfuerzo y la pasión; un sentir que hace que las dificultades se conviertan en ansiados retos.

Uno de los equipos que apoyamos, y que estamos encantados de hacerlo un año más, es el club gallego Santiago FutSal. Nuestra colaboración con el Club ya viene de hace años, concretamente desde la temporada 2007-2008, cuando todavía el equipo era el Lobelle. Desde entonces, el Santiago Futsal nos ha aportando grandes alegrías, tanto en el ámbito deportivo, celebrando cada uno de sus triunfos, como a nivel corporativo, dando visibilidad a nuestra marca en el Multiusos Fontes do Sar. Además queremos aprovechar para felicitarlos por su décima temporada en la Primera División. ¡Enhorabuena equipo!

Además de apoyar al Santiago Futsal, también tenemos colaboraciones con otros dos equipos ‘de primera’ como el Club Baloncesto Obradoiro y el Deportivo de A Coruña, a los que también deseamos mucha suerte esta temporada.

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar aquellos patrocinios que nos tocan de lleno el corazón por ser de nuestra tierra, Arzúa. Hablamos del Club de Natación Arzúa, haciendo mención especial a Gaspar Andrade, uno de sus nadadores y campeón a nivel nacional de aguas abiertas. O el CSD Arzúa, otro Club que llevamos apoyando desde hace mucho tiempo y que también está de aniversario cumpliendo 50 años de historia.

Todos y cada uno de ellos, tienen un trocito de Toldos Gómez en el campo, en la cancha, en la equipación e, incluso, en el corazón.

Una vez más, desearles suerte y, por supuesto, que sigan disfrutando del deporte y haciéndonos disfrutar a los espectadores y seguidores. ¡Estamos con vosotros!

TGM- Toldos Gómez, Mucho más que toldos.