Toldo Cofre L500, el toldo más estético de la familia TGM

Si estás pensando en colocar un toldo en tu jardín, terraza o local comercial, la solución tiene un nombre propio; nuestro modelo cofre L500. ¿Te preguntas por qué se denomina cofre? El motivo es que cuenta con un sistema que protege la lona y los brazos mecánicos del toldo. Estos quedan ocultos en un cajetín metálico cuando está recogido.

El sistema de los toldos cofre permite que la instalación dure más en el tiempo, que quede protegido de agentes climatológicos adversos y que puedas disfrutar de tu toldo sin limitaciones.

La lona del toldo cofre Tgmbox L500 que se guarda en el cajetín se conserva sin arrugas ni dobleces, perfectamente tensada por lo que una vez abierto de nuevo, el toldo cofre protegerá de forma efectiva contra la lluvia y el viento. Además, es una gran solución estética porque una vez recogido el toldo, tanto la tela como los mecanismos de sujeción se hacen invisibles y quedan ocultos en el cajetín.

Este cajetín se puede integrar estéticamente con la fachada y el entorno, mimetizándose en el mismo color que esa fachada y resultando así, casi imperceptible. Aloja los brazos del toldo para que encaje perfectamente en su interior y el cierre sea perfecto. El cajetín puede colocarse de forma frontal en paredes pero también en el techo. La inclinación del toldo puede variar en función de las necesidades que tengas para tu casa o para tu local.

La regulación de la inclinación de los brazos puede realizarse dentro de un rango que va desde 6º a 90º. Además, el Tgmbox L500 cuenta con los brazos invisibles. Unos brazos más fuertes y resistentes que llevan integrado el sistema de tensión interna Art System, que mejora la transmisión y que consigue superar los 60.000 ciclos frente a los 3.000 exigidos por la actual reglamentación.

Algunas ventajas del toldo cofre L500

Si buscas un toldo con mínimo impacto estético para tu casa o tu local comercial, el L500 es tu toldo ideal. Es elegante, efectivo y discreto y en caso de tiendas o comercios, este tipo de toldos permiten observar los escaparates con comodidad y no restan visibilidad alguna. Puede llevar un faldón lateral en función de las necesidades.

El Tgmbox L500 tiene además una ventaja añadida. Al quedar recogido en una estructura compacta, el toldo está a salvo y permite que te ahorres las operaciones de mantenimiento de los toldos convencionales como la limpieza cada vez que se vuelve a desplegar tras tiempo sin uso.

La tela de tu toldo puede ser muy variada en cuanto a material y diseño, desde lisos y listados en acrílico tintado masa, lona microperforada o tejido plástico (poliéster recubierto de PVC). En nuestro catálogo puedes encontrar una amplia variedad de opciones.

El toldo cofre L500 puede ser manual o, por el contrario, motorizado, o motorizado con mando a distancia o interruptor. En el caso del motorizado,puede ampliar sus prestaciones con sensores para que se recogen y extienden cuando sea necesario, por ejemplo cuando sale el sol se desplegará automáticamente o cuando el viento es fuerte se repliega para protegerse.

Como ves, el Tgmbox L500 es un toldo estético y muy eficaz para el espacio que quieras. Si necesitas más información sobre cómo instalarlo y sobre su precio, puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *