Los accesorios que tu toldo puede tener

Un simple toldo es suficiente para proteger y aislar pero con un buen accesorio puede cumplir muchas más funciones. En este post hacemos un repaso por todos los accesorios de Toldos Gómez que pueden dar a tu toldo un aire diferente o una nueva funcionalidad.

Generalmente lo que más se usa en las viviendas particulares e incluso en negocios son los Toldos Cortina. Están diseñados para crear espacios adicionales tanto en el hogar como en la empresa. Se trata de un toldo con caída vertical que se sujeta de distintas formas, atendiendo al lugar donde se coloque o para el uso que este pensado. Lo podemos ver en balcones, porches, terrazas, instalaciones deportivas, grandes superficies, etc. En cuanto a su funcionalidad es muy diversa tanto en el interior como en el exterior. Puede tener la función de cortavientos con o sin ventana, como cortina divisoria de distintos espacios, etc. Además, tenemos dos opciones para el recogimiento del toldo, según su funcionalidad puede ser enrollable o corredera.

El faldón es un elemento complementario al toldo para aumentar el área de sombra y proteger de las inclemencias del tiempo. Se coloca en los laterales del toldo o en el frontal y es desmontable al igual que el toldo. Es un accesorio a medida y personalizado que se coloca una vez que se haya instalado el toldo. Por tanto, se ajusta y acopla al espacio disponible. Puede cubrir todo el espacio lateral o frontal o, por el contrario, solo cubrir una parte sin llegar al suelo. Este modelo parcial es más recomendado para las zonas de mucho viento, ya que este fenómeno puede deteriorar la tela del faldón entero. En el modelo de toldo de brazo extensible, el faldón evita que se vean los brazos desde el frente cuando está recogido.

La motorización es un complemento fundamental que nos facilita el manejo de cualquier toldo. Su objetivo es lograr automatizar su movimiento pero también puede moverse accionando un mando de forma manual. El motor se integra en el eje de enrollamiento del toldo y funciona con alimentación eléctrica. Puede accionarse con mando de pared o con mando a distancia pero la gran ventaja del toldo motorizado es el sistema de automatismo. Es decir, un sensor de movimiento lo acciona para que se extienda o recoja en función de las necesidades y condiciones climatológicas. El sensor se integra en la barra de carga del toldo y lo baja para protegerse del sol cuando está bajo o lo retrae cuando hay mucho viento.

Antes de instalar un sistema motorizado, comprueba que las paredes están en buen estado para soportar este sistema. Los brazos de la estructura deben poder moverse de forma fluida sin torcerse y la tela del toldo ha de ser resistente a las inclemencias del tiempo y fácil de mantener.

Otro accesorio importante para tu toldo es el tejadillo. Se trata de un complemento para toldos que contribuye a la protección y cuidado de cualquier tipo de instalación, ya que, gracias a su estructura, cubre todo el toldo cuando éste está recogido. El tejadillo está formado por dos tapas laterales y un perfil superior al que se le acopla una junta de goma que permite la adaptación a cualquier irregularidad de la pared para asegurar, así, una mayor protección.

Gracias a los accesorios de fijación, se nos permite anclar el Tejadillo directamente a los soportes, a la pared, o también a una barra cuadrada en el caso de instalaciones Monobloc. En cuanto al diseño, sigue unos cánones de formas redondeadas y líneas suaves, con el que se consigue una perfecta integración en todo tipo de entornos.

Se puede utilizar en cualquier toldo que no sea tipo cofres, es decir lo podemos instalar en un modelo Arzúa, Xacobeo o en el Toldo Lavacolla, entre otros. 

Si necesitas cualquiera de estos accesorios para tu toldo, recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en el 902132233 o enviarnos un mail a web@toldosgomez.com. ¡Te atenderemos y asesoraremos encantados!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *