¿Está tu lona de piscina lista para ser reutilizada?

Aunque el otoño se resiste a hacer acto de presencia, ya quedan pocas excusas para usar tu piscina exterior. Si aún no te has decidido a cubrirla para mantenerla protegida durante el resto del año, puede que el momento definitivo haya llegado.

¿Te acuerdas de esa lona que tenías guardada en el garaje esperando a que acabase el verano? Pues bien, es hora de sacarla, pero no sin antes revisar que se encuentre en perfecto estado. Si las has conservado correctamente no tendrás problema pero, aún así, toma nota de estos consejos para comprobar que está lista para ser usada de nuevo.

Lo primero, es extender la lona en el suelo y a poder ser en una superficie que no tenga ningún elemento que pueda dañarla, como piedras u otros objetos punzantes.

Una vez hecho esto, es imprescindible examinarla con detenimiento y de forma rigurosa en busca de cualquier grieta, rotura en el material y que las cintas no estén desgarradas para poder tensar correctamente.

Si la lona fue limpiada antes de recogerse, es probable que se encuentre en buen estado. Si no es así, puedes limpiarla con algún producto no corrosivo mezclado con agua caliente y aplicarlo suavemente con un cepillo aclarando bien posteriormente.

En cuanto a la humedad, secarla bien antes de guardarla, es una garantía de que no presente ahora manchas. En caso de que sí las tenga, existen también productos específicos para limpiarlas y que luzca perfecta sobre tu piscina este otoño e invierno.

Doblarla correctamente contribuye a que la lona dure más tiempo y se conserve mejor. Si se trata de una cubierta flotante de polietileno, que cuenta con un enrollador especial para recoger la lona, debes poner este enrollador siempre a la sombra. Así el agua que se quede entre capas no hará un efecto lupa con la exposición al sol.

Especial cuidado hay que tener con los productos químicos ya que un exceso de cloro dañará el plástico de tu cubierta. Lo mismo con las fricciones o fuertes tirones. A pesar de que el material sea flexible, debes tratarlo con delicadeza.

Ahora sí, después de todas estas comprobaciones, ya puedes estar seguro de que tu lona de piscina está lista para ser usada de nuevo.

Y si no tienes lona, ¡no te preocupes! En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *