Cómo instalar correctamente tu lona de piscina

El cierre definitivo de la temporada de verano está aquí y con la llegada del otoño tu piscina pide una protección adecuada que la mantenga en perfectas condiciones hasta el verano próximo.

Ya os hemos hablado de los tipos y funcionalidades de las lonas de piscina . Hay que diferenciar entre lonas de invernaje, que se usan para cubrirla durante la época de mal tiempo, y las lonas térmicas para mantener la temperatura del agua durante la temporada de baño. A estas alturas nos interesan más las lonas de invernaje. En este post os queremos contar los pasos necesarios para una correcta instalación de la misma.

Para la lona de invernaje clásica, hecha en poliéster y recubierta de PVC  gran resistencia, lo primero que necesitas son unas cintas  con hebillas mordaza y unos tacos de acero inoxidable.  Las cintas van confeccionadas y cosidas a la propia lona y los tacos estarán anclados al suelo que rodea la piscina.

Una vez desplegada la cubierta, debes enganchar cada una de las cintas a su correspondiente taco. La lona debe quedar tensa pero sin una tensión excesiva. Para evitar la acumulación de agua  a nuestras lonas les confeccionamos un tramo central de rejilla como sistema de evacuación. Para piscinas más grandes reforzamos la lona colocando carracas en puntos estratégicos para facilitar su instalación o incluso con cintas de refuerzo. Es importante tener en cuenta que no se debe pisar la lona ni colocar objetos sobre ella.

En el caso de las cubiertas flotantes de polietileno, este tipo de lonas cuentan con un enrollador especialmente preparado para recoger y acumular el cobertor deslizante. El equipamiento básico está previsto para ser accionado manualmente y dispone de ruedas para poder ser desplazado de la zona de baño. Este sistema se puede instalar motorizado y añadirle amarres laterales anti viento.

Un consejos para finalizar:  para cubiertas con  amarres debes tomar las medidas desde la piedra y para piscinas con cubiertas flotantes, desde las paredes internas de la piscina. Y recuerda que una  buena cubierta puede proteger tu piscina de algas, microorganismos, insectos,hojas, vegetación humedades…Además es una solución estética y evita caídas en el vaso durante los meses que la piscina está en desuso.

En Toldos Gómez las fabricamos a medida y las instalamos en tu domicilio. Para ello puedes llamarnos 981 500 202 o enviarnos un e-mail web@toldosgomez.com. . También puedes visitar nuestra página web toldosgomez.com o venir a vernos a cualquiera de nuestras oficinas. ¡Estaremos encantados de atenderte y de ofrecerte una solución a medida!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *