El secreto está en la lona: 5 razones para montar un toldo en tu negocio

¿Estás buscando un elemento diferenciador para tu negocio y no sabes por dónde empezar? Puede que la solución sea más sencilla de lo que a priori puedas pensar. En Toldos Gómez tenemos una cosa muy clara: lo primero que un cliente potencial ve de tu negocio es la fachada, así que, ¿por qué no empezar a conquistarle por la vista? Instalar un toldo en tu local puede convertirse en tu mejor baza. Y es que no solo ganarás en comodidad, sino que este simple elemento se convertirá en tu mejor campaña de publicidad. El secreto está en la lona, y ahí te van cinco razones que respaldan esta afirmación:

 

  1. Protección 100% garantizada. Además de su función estética, los toldos cumplen otro cometido crucial en tu establecimiento: proteger el mobiliario de la incidencia de los rayos de sol. Por esa razón, montar un toldo ayudará a que tus muebles no sufran los efectos del paso del tiempo y no se desgasten o se decoloren.
  1. Ahorro económico. Lo creas o no, colocar un toldo le dará un descanso a tu bolsillo. Y es que, al limitar la entrada de calor en el recinto, no tendrás por qué utilizar los ventiladores o el aire acondicionado con tanta frecuencia. ¿El resultado? Una sorpresa de lo más agradable en tus facturas.
  1. Una imagen corporativa consolidada. Los toldos son de lo más versátiles. Tanto, que no tendrás por qué romperte la cabeza buscando un diseño que se adapte a la imagen corporativa de tu marca, sino que tú mismo puedes decidir el color, la forma y en general, cualquier otra de sus características. Reafirma tu imagen de marca trasladándola al exterior de tu negocio a través de una lona que la extienda más allá de las paredes de tu taller, tienda u oficina.
  1. El mejor reclamo publicitario. Montar un toldo en tu empresa atraerá, sin lugar a dudas, la atención de tus clientes. De hecho, se convertirá en el reclamo publicitario ideal, y más si utilizas un diseño atractivo y original. Dale un aire refrescante a tu local y, de paso, consigue más visibilidad entre los viandantes. Recuerda que ser atractivo y original no está reñido con ser elegante e incluso sobrio.
  1. Más y mejor visibilidad. El verano está a la vuelta de la esquina, y en esa época del año, con el sol apretando a los paseantes, no hay nada mejor que un poco de sombra, ¿verdad? Si colocas un toldo, los clientes potenciales podrán disfrutar tranquilamente del día mientras que contemplan tu escaparate. Además, este elemento elimina los posibles reflejos en tu escaparate, por lo que tus productos lucirán mejor a través de la cristalera. Mejora, con un toldo, la visibilidad de tus productos. Recuerda: el secreto está en la lona 😉

¿Aún no estás 100% convencido? Llámanos al teléfono 902 13 22 33 o consulta nuestra página web www.toldosgomez.com para ver cómo cambia un local comercial solo con instalar un toldo. En Toldos Gómez estaremos encantados de echarte una mano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *